12 palancas espirituales

Con gran fervor y mucha fe, nuestra comunidad hispana en la Diócesis de Arlington continúa preparándose en el tiempo litúrgico de la Cuaresma.

En cada parroquia se ha tomado muy en serio nuestra participación en el ayuno, la abstinencia, la oración, las prácticas de las obras de misericordia. Cada miércoles se ha podido notar la asistencia masiva de fieles hispanos haciendo fila para participar en el Sacramento de la penitencia en el programa Diocesano "La luz esta prendida en los confesionarios"; asistiendo a los viacrucis y participando activamente en la Santa Eucaristía.

La Cuaresma está ayudando grandemente a nuestra comunidad a vivir y comprometerse más profundamente con nuestra Iglesia Católica y solidarizándonos más con los necesitados de nuestra comunidad.

Estamos viendo la cuaresma pero "sin oración, ni acción" se convierte este tiempo litúrgico tan importante en una rutina sin resultados espirituales.

El Apóstol San Pablo nos invita en las Sagradas Escrituras a que oremos sin cesar "hasta el cansancio" para que recojamos grandes frutos.

Ojalá inyectáramos a nuestros hermanos el amor, la pasión, la reconciliación, la penitencia, y las obras de misericordia. Podríamos utilizar las siguientes "palancas espirituales" que nos ayudarían a vivir la Cuaresma a plenitud y con entusiasmo.

1) Comience cada día al levantarse con una oración; para mantener una mente clara y un espíritu rebosante de alegría.

2) Haga una lista de 10 cosas por las que usted estaría siempre agradecido con Dios.

3) Escriba el nombre de una persona, o personas, que usted debe perdonar y que le está costando hacerlo.

4) Haga una lectura diaria tomando como reflexión el Evangelio del día.

5) Haga oración cuando este en la bicicleta, caminando, en el auto, bus o cuando vaya al gimnasio.

6) Busque una Iglesia más cercana y aproveche la hora de descanso o de almuerzo y arrodíllese ante el Santísimo por 20 minutos o más y saldrá fortalecido.

7) Participe en las Horas Santas; en el Viacrucis y confiésese.

8) Bendiga a sus hijos y a los miembros de su familia, trace sobre ellos la señal de la santa cruz.

9) Escuche alabanzas religiosas o meditaciones espirituales.

10) Trate de asistir a la Santa Eucaristía y ofrécela por alguien, ojalá por un desconocido.

11) Practique alguna obra de caridad, regálele un sándwich o una comida caliente a un necesitado.

12) No se enoje, sea prudente y trate de escuchar en cada persona la voz de Dios.

 

Si quiere enterarse de noticias de interés para la Comunidad Hispana de Arlington, vaya a la página En Español del Catholic Herald (bit.ly/HeraldEnEspanol)o en nuestro nueva página de facebook (on.fb.me/1jAMLCf). También puede leerlo en los periódicos disponibles en los vestíbulos de su parroquia.

© Arlington Catholic Herald 2014

@jhoyos04