Ser testigos

Desde nuestro bautizo hemos sido llamados a ser testigos de nuestra fe. Jesús nos encomendó la tarea de ser testigos cuando dijo, "Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra" (Hechos 1:8). ¿Pero sabes lo que realmente significa ser un testigo? La palabra testigo en Griego (el idioma en que fue escrito el Nuevo Testamento) significa mártir. Un mártir es aquel que da la vida por la fe. Es decir que cuando Jesús nos pide que seamos sus testigos nos está pidiendo que seamos capaces de dar la vida por El. Ya sé lo que estás pensando. Estas pensando que soy exagerada, que esas cosas no pasan, que hay tolerancia de religión y que lo que Jesús nos quiso decir es que viviéramos por El y no que muriéramos por El. Hay que abrir los ojos y ver lo que está pasando en el mundo actual para darnos cuenta que hay muchos Cristianos que realmente están siendo testigos y dando la vida por su fe y que no nos podemos quedar indiferente.

En los primeros 20 siglos de la fe, desde 33 AD hasta 1900, ha habido alrededor de 14 millones de mártires cristianos. Pero tan solo en estos últimos dos siglos han habido más de 26 millones de mártires. Lo cual quiere decir que cada año un promedio de 130,000 cristianos han muerto por su fe. En estos últimos años hemos visto como ISIS ha decapitado a cientos de cristianos. El verano pasado al llegar al norte de Iraq le dijeron a los cristianos que tenían dos opciones: convertirse o morir. Los terroristas iban de casa en casa marcando las puertas con la letra "N" o "nun" en árabe que es la primera letra de la palabra Nazareno. Cientos de cristianos tuvieron que huir o morir simplemente porque eran cristianos y no estaban dispuestos a abandonar su fe. En Corea del Norte hay más de 70,000 cristianos en campos de concentración por ser seguidores de Cristo. Hace menos de un mes en Yemen mataron a 4 hermanas religiosas de las Misioneras de la Caridad (la orden fundada por la Madre Teresa) y los terroristas secuestraron a el Sacerdote y lo están torturando. Podemos ver que en el mundo actual hay muchos testigos, es decir, mártires de la fe. Tampoco no hay que ir muy lejos para ver la persecución de los cristianos. Aquí mismo en los Estados Unidos cada día pasan más leyes que van en contra de nuestros valores y de nuestra conciencia. Hoy en día las hermanitas de los Pobres, una comunidad de religiosas que trabajan con ancianos desahuciados, están apelando a la Corte Suprema de los Estados Unidos porque están siendo forzadas a ofrecer anticonceptivos a sus empleados algo que está en contra de la doctrina Católica.

Mientras hay cientos de cristianos que dan su vida por la fe ¿Qué vamos a hacer nosotros? ¿Cómo podemos ser testigos auténticos de Jesús? Debemos dar testimonio en nuestras vidas y en nuestras familias. ¿Cómo están nuestras casas? ¿Están repletas de cosas innecesarias? Cuando voy a comprar algo pienso primero en las necesidades de mis hermanos cristianos que están muriendo de hambre y de necesidad en campos de refugiados? ¿Soy capaz de morir a mis deseos de compras para ayudar a los demás? ¿Cuando salimos como familia a comer damos gracias a Dios antes de comer sin importar quién nos esté viendo? ¿Hago sacrificios por los cristianos que están muriendo o por la conversión de los terroristas? Un cristiano que no muere diariamente a sí mismo no puede ser un auténtico testigo. No podemos quedarnos indiferentes ante la persecución que está sucediendo. Abran los ojos y vean como están sacando a Dios de las escuelas, de las oficinas, de las familias, y de los países y están metiendo valores e ideologías que van directamente en contra de nuestra fe. Debemos ser valientes y ser capaces de seguir a Cristo cueste lo que cueste. Que el testimonio de tantos mártires nos de la valentía de ser testigos auténticos de Jesús.

Briceño, quien es una Virgen Consagrada, es la asistente directora de Pastoral Juvenil en la Iglesia de Todos los Santos en Manassas.

© Arlington Catholic Herald 2016