Nuestro papel en la creación de Dios

First slide

En la misma semana, tuve la oportunidad de admirar la belleza de la creación de Dios y ver los efectos de la contaminación, causada por humanos y por industrias, en la gente. Esto me llevó a pensar en cómo nuestras acciones pueden reflejar nuestra gratitud y respeto por toda la creación de Dios.

Las reflexiones de los estudiantes del concurso anual de ensayos de Maryknoll, que este año fueron sobre "Laudato Si'" (la encíclica del papa Francisco sobre el medio ambiente), me ayudaron a responder a esto.

Muchos de los 7.000 estudiantes que enviaron ensayos dijeron que cuidaban de la tierra reciclando y compostando sus desperdicios, así como alentando a sus familias, amigos y comunidades a usar energías renovables, manejar automóviles eficientes y comprar sus frutas y verduras locales.

En sus ensayos, los adolescentes señalaron que los efectos del cambio climático -- el aumento del nivel del mar, sequías más frecuentes, derretimientos glaciales, tormentas más fuertes -- afectan más a los pobres. Y ellos se sintieron llamados a actuar, con muchos de los jóvenes tratando de reducir su propio uso de agua y recaudando dinero para donar agua limpia en los países que sufren de sequías y hambruna.

Meenu Johnkutty, una estudiante de 12 grado de secundaria en Nueva York, escribió sobre los gases de efecto invernadero y subrayó la necesidad de evitar proyectos que podrían dañar el medio ambiente y enfocarse más bien en fuentes de energía renovable como el sol, el agua y el viento.

"El llamado del papa Francisco a 'proteger nuestra casa común' no debe tomarse a la ligera, o corremos el riesgo de perder nuestro planeta para siempre", dijo Johnkutty.

Estos adolescentes me inspiraron y me desafiaron a ser más consciente del medio ambiente.

También me inspiraron las organizaciones que hacen su parte para cuidar el medio ambiente, como St. Bonaventure's College, una escuela de K-12 en Terranova y Labrador, Canadá.

Según la Red de Solidaridad Ignaciana, St. Bonaventure's College trabajó con estudiantes y maestros para reducir los desechos de botellas de agua descartables, desarrollar un programa de jardinería en el campus que beneficia a un banco de alimentos y crear un programa de cafetería que une a estudiantes y campesinos locales. Los estudiantes también examinaron el precio del carbono de su ropa para aumentar su conciencia ecológica.

Hace dos años, la encíclica del papa Francisco fue dirigida a "cada persona que habita este planeta" y subrayó que todos estamos interconectados. Nuestra preocupación por el medio ambiente está ligada a nuestro amor por nuestros semejantes.

Los jóvenes entienden esto y están tratando de cambiar sus hábitos para proteger el medio ambiente en lugar de pensar en ganancias individuales a corto plazo.

Es por eso que muchos se han comprometido a responder a la llamada urgente del papa de orar por y con la creación, vivir con más simpleza y abogar por proteger nuestro hogar común. La campaña de promesas del Movimiento Global por el Clima Católico proporciona sugerencias para jóvenes y adultos para vivir "Laudato Si'".

Mientras reflexionaba sobre sus esfuerzos, Joseph D'Agostino, un estudiante de noveno grado de Minnesota, escribió que su "respeto por nuestro Dios que creó (la tierra) para nosotros" lo impulsa a hacer su parte para crear un futuro próspero para las generaciones venideras.

"Al igual que una semilla de mostaza, mis acciones son infinitesimales en comparación con la cantidad de contaminación que ocurre todos los días, pero, al igual que cualquier buen sembrador, espero que mis pequeños esfuerzos crezcan y se multipliquen", dijo.

© Arlington Catholic Herald 2017