Papa Francisco ora por la Paz en Colombia

First slide
First slide
Previous Next

Como sacerdote colombiano me he sentido satisfecho y muy emocionado por la visita de Su Santidad el Papa Francisco a territorio Colombiano.

En esta importante visita pastoral, el Papa Francisco tuvo la oportunidad de visitar las ciudades de Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena.

Después de los acuerdos de Paz firmados por la guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia, todo un pueblo esperaba en oración con esperanza y fe la llegada del Papa Francisco para que sellara los sueños de los colombianos de conseguir por fin la tan buscada paz y tranquilidad.

Para nuestras familias colombianas esta visita de este importante mensajero y misionero de Cristo sobre la tierra era la mas esperada de todas.

El lema de esta visita papal era: “Dar el primer paso” y sus mensajes en cada ciudad colombiana tuvieron fuerza en la reconciliación, el perdón y la aceptación de uno para con el otro.

Mas de 1,300,000 personas se reunieron en el parque Bolívar de Bogotá y a pesar de la fuerte lluvia desde tempranas horas la gente espero para participar de la Eucaristía y escuchar el mensaje del Santo Padre.

El siguiente día después de visitar el Palacio de Nariño y dar un mensaje a los representantes del gobierno donde pidió ser mas sensibles con las personas mas necesitadas, y mas pobres del país. Se traslado hacia la plaza principal de Bogotá y hablo desde el balcón de la Catedral primada a mas de 25,000 jóvenes que gritaban: “¡¡¡Que viva el Papa Francisco!!! ¡¡¡Te queremos Francisco te queremos!!!” Y les dijo: “Muchos de ustedes, jóvenes, habrán descubierto este Jesús vivo en sus comunidades; comunidades de un fervor apostólico contagioso, que entusiasman y suscitan atracción. Donde hay vida, fervor, ganas de llevar a Cristo a los demás, surgen vocaciones genuinas; la vida fraterna y fervorosa de la comunidad es la que despierta el deseo de consagrarse enteramente a Dios y a la evangelización”.

La buena noticia es que Él esta dispuesto a limpiarnos, la buena noticia es que todavía no estamos terminados, estamos en proceso de fabricación, que como buenos discípulos estamos en camino. Permanecemos en Jesús, tocando la humanidad de Jesús. Somos hombres y mujeres reconciliados, y llamados a reconciliar. En Cartagena, el Papa aseguro que son “los pobres y los humildes los que contemplan la presencia de Dios, a quienes se revela el misterio del amor de Dios con mayor nitidez”. Además, pidió defender la dignidad de la persona y los derechos humanos.

Ahora comienza una nueva época de paz y reconciliación para Colombia. “¡Que viva el Papa Francisco!”

Padre José E. Hoyos es el director del Apostolado Hispano de la Diócesis de Arlington. Lea más pensamientos del Padre Hoyos en padrehoyos.blogspot.com.

© Arlington Catholic Herald 2017

@jhoyos04