Banderines, flores, y carteles se acumulan en dos carros de patrulla que se usan como memorial para policias muertos

First slide

DALLAS - Todo empezó con una sola vela.

Y fue seguida por notas de ánimo, apoyo y condolencias y también banderines, flores, carteles y globos. Una ciudad de luto acumuló los buenos deseos, dolor e interminable ánimo sobre un par de carros de patrulla que estaban estacionados frente a las oficinas del Departamento de Policía de Dallas.

La creciente montaña se convirtió en algo más que un memorial en honor de los cinco policias de Dallas que perdieron la vida a manos de un francotirador que abrió fuego en el centro de la ciudad en medio de una manifestación del grupo Black Lives Matter que protestaba el 7 de julio. Una montañita se convirtió en señal de esperanza, símbolo de unidad.

"He venido a dar gracias por todo lo que han hecho en Dallas", dijo Yolanda Miranda.

El detective Albert Sánchez visitó el memorial un día después del tiroteo y quedó abrumado por el apoyo del que fue testigo, a pesar de que estaba de luto por la muerte de sus compañeros.

"No puedo decir cuántos niños se me han acercado, me han abrazado y me han dado la mano", dijo Sánchez. "Algunos dicen que quieren ser como yo soy cuando sean grandes".

Los dos carros patrulla han quedado irreconocibles, cubiertos con animales de peluche, pancartas, miles de flores, globos, coronas, tarjetas de acción de gracias, banderines y placas de policía de departamentos de todas partes de los Estados Unidos y de Canadá. La gente se juntaba para tomar fotografías del memorial y se condolían por los oficiales caídos mientras periodistas rodeaban el memorial.

La familia Bravo manejó desde Burleson, Texas para demostrar su gratitud, no solamente por los policias asesinados, sino también por los hombres y mujeres en uniforme azul.

"Venimos a enseñarles a nuestros hijos el bien que puede venir de la gente ", dijo Germán Bravo. "Algo trágico sucedió y quiero que vean que el bien siempre derrota al mal".

Los niños dejaron juguetes de superhéroes y cartas de reconocimiento pegadas a los vehículos. Organizaciones religiosas dejaron pancartas con mensajes de fe. Una cruz hecha a mano y con las palabras de Colosenses 1:20 reposaba entre los vehiculos: " habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz".

Ben Terry, de Houston, se alojaba en el hotel Westin durante un viaje de negocios cuando se desató la violencia en Dallas el 7 de julio. Poco después visitó el memorial, junto con su esposa, que había volado a Dallas para estar a su lado.

"Estando tan cerca de la acción y habiéndolo escuchado todo desde mi ventana", dijo Terry, "quería venir y honrar a las personas que me protegieron esa noche".

Grace Sunderland y un grupo de pastoral juvenil llevaron una docena de rosas y carteles en los que se habían escrito palabras de consuelo. Sunderland dijo que esperaba que mucha gente se apoyara en Cristo en estos momentos de pena y tragedia.

"Sentimos que toda la ciudad dolía", dijo Sunderland. "Queríamos venir acá y demostrar nuestro apoyo y que estábamos rezando por ellos".

Otros memoriales se habían erigido en otras estaciones de policía por la ciudad. En las oficinas centrales de la agencia Dallas Area Rapid Transit (DART) en Oak Cliff, Texas se honraba al oficial Brent Thompson, un oficial de la agencia asesinado. La gente dejaba velas y flores sobre tres carros patrulla, como también mensajes dirigidos a la familia de Thompson.

"La familia Hall le agradece a la policía de DART por su servicio y sacrificio. Que Dios lo bendiga y que descanse en paz, Brent Thompson", decía uno de los mensajes

Muchas personas de todos sitios del país y del mundo continuaron haciendo visitas días después de la tragedia en el memorial erigido en las oficinas centrales de la policía. Cinco banderas de color negro, con una línea azul, colgaban cerca del memorial y representaban las vidas perdidas.

La ciudad estaba de luto por los oficiales asesinados, pero sus compañeros perseveraron en servicio.

"Espero que nuestros hermanos y hermanas que visten de azul se presenten a trabajar y continúen protegiendo a los ciudadanos", dijo Sánchez. "Hay trabajo que hacer".

© Arlington Catholic Herald 2016