Goya Foods dona 300,000 libras de alimento

First slide

NUEVA YORK -Durante la bendición de un nuevo centro de distribución alimentario en el South Bronx, el cardenal Timothy M. Dolan de Nueva York recordó las palabras de Jesús, quien dijo: "Bienaventurados sean los hambrientos porque serán saciados".

"La bendición de Jesús ya está aquí", dijo el cardenal frente al centro comunitario de Caridades Católicas del South Bronx. Voluntarios de la caridad, miembros de la comunidad, funcionarios electos y clérigos locales se reunieron con él.

El lugar es hogar del recién establecido Catholic Charities Community Services Food Distribution Center, que aumentará el acceso a productos agrícolas y alimento nutritivo para personas del Bronx y el alto Manhattan. Este lo hará a través de una red de alacenas y comedores públicos interreligiosos basados en las comunidades.

El centro de distribución abrió oficialmente con la bendición del cardenal Dolan el 23 de junio. El lugar de 1,050 pies cuadrados puede recibir y distribuir aproximadamente 60,000 libras de productos agrícolas y otros alimentos mensualmente. Ese alimento suma el valor nutricional de más de 90,000 comidas.

Goya Foods, la compañía alimentaria de propiedad hispana más grande en Estados Unidos, se ha comprometido a donarle al centro 300,000 libras de alimento.

"Goya está orgullosa de asociarse con Caridades Católicas de Nueva York y de apoyar la misión de su nuevo centro de distribución de alimentos", dijo Bob Unanue, presidente de Goya Foods. Él dijo a Catholic New York, periódico arquidiocesano, que Goya quería donarle alimento al centro de distribución del Bronx porque "es uno de los distritos congresionales más pobres, si no el más pobre, en el país".

No es la primera vez que Goya se asocia con Caridades Católicas. En el 2014 la compañía donó 300,000 libras de alimento, con la mayor porción yendo a alacenas alimentarias y programas de alimento de emergencia en la arquidiócesis asociados con la campaña "Feeding Our Neighbors".

tercio de ese donativo fue a varias agencias de Caridades Católicas en todo Estados Unidos.

"La Iglesia Católica lo llevará a donde debe ir, a los necesitados", él dijo.

En cuanto al donativo de Goya al centro de distribución del Bronx, Unanue dijo: "Quisimos dar suficiente porque hay una gran necesidad. Así que metimos la mano en nuestros bolsillos un poco más profundo". Goya llevará alimento al centro de distribución en días programados de cada mes.

Padre Eric Cruz, coordinador regional de Caridades Católicas en el Bronx y párroco de St. John Chrysostom allí, dijo que el centro de distribución ofrece más que alimento a los que entran allí. Él dijo que la gente también tiene acceso a servicios profesionales de manejo de casos. Los gerentes de casos ayudan a las familias a tener acceso a servicios de cuido de niños y clases de inglés como segundo idioma, a encontrar empleo y a aprender sobre los derechos de los inmigrantes.

"Hay ahora un lugar de bienvenida, compasión, un lugar donde la gente puede encontrar esperanza en su momento más oscuro, en medio de una crisis", dijo padre Cruz. "Toda la meta es transformar vidas. Tenemos la esperanza de que esto se convierta en un oasis donde la esperanza y la misericordia siempre sean encontradas".

Monseñor Kevin Sullivan, director ejecutivo arquidiocesano de Caridades Católicas de Nueva York, dijo: "Hay necesidad de este centro de distribución porque sigue habiendo demasiados neoyorquinos hambrientos. Creamos este centro de distribución para aumentar la disponibilidad de alimento nutritivo en las alacenas alimentarias en el Bronx y de los que usan las alacenas alimentarias".

También clave, dijo monseñor Sullivan, es la capacidad del centro de distribución de almacenar productos agrícolas refrigerados y distribuirlos a las alacenas alimentarias de la zona.

City Harvest también proveerá productos agrícolas y horneados, jugo y otros artículos de supermercado. El programa Emergency Food Assistance de Ciudad de Nueva York y Fondos Unidos proveerán envíos de alimentos a granel.

El centro de distribución amplía el programa "Feeding Our Neighbors" de Caridades Católicas, que incluye una red de programas operados por voluntarios. En el mismo lugar también está el nuevo Client Choice Food Pantry, que sirve a 350 familias semanalmente.

"Estamos deleitados porque las alacenas alimentarias interreligiosas están colaborando con nosotros. Organizaciones protestantes, judías y musulmanas son parte de la red", dijo monseñor Sullivan.

Pearl Emmanuel, voluntaria de Caridades Católicas y feligresa de la parroquia St. Charles Borromeo en Harlem, dijo estar contenta porque "veo la necesidad de personas que tienen que ser alimentadas".

Mientras entregaba pequeñas bolsas plásticas llenas de meriendas saludables a la gente que pasaba, ella dijo: "Hay mucha gente necesitada. Esto es devolverle a la comunidad y es gratificante".

CATHOLIC NEWS SERVICE

© Arlington Catholic Herald 2016