La Asociación nacional de evangélicos cambia su postura sobre la pena capital

WASHINGTON - La junta directiva de National Association of Evangelicals (NAE) aprobó una resolución el 19 de octubre que cambia su postura sobre la pena capital, la cual el grupo apoyó en una resolución de 1973.

La nueva resolución, que es la política en vigor del grupo, no revierte su postura inicial pero reconoce que algunos evangélicos se oponen a la pena capital.

Esta declara que los cristianos evangélicos "difieren en sus creencias sobre la pena capital, frecuentemente citando fuertes razones bíblicas y teológicas para el carácter justo de la pena capital en casos extremos o para la sacralidad de la vida, incluyendo las vidas de aquellos que cometen crímenes serios y no obstante tienen el potencial de arrepentimiento y reformación".

"Afirmamos el compromiso de consciencia de ambas corrientes de pensamiento cristiano ético", añade.

La resolución también señala que aun cuando los evangélicos sostienen opiniones distintas sobre la pena capital, ellos están "unidos en el llamado a una reforma de nuestro sistema de justicia penal. Tal reforma debe mejorar la seguridad pública, proveerle restitución a las víctimas, rehabilitar y restaurar a los ofensores y eliminar la desigualdad racial y socioeconómica en la aplicación de la ley, en el procesamiento y en la condena de los acusados".

La resolución de 1973 del grupo decía en parte que "las víctimas de delitos menores también se han convertido en víctimas de asesinato desde que prácticamente se eliminó la pena capital como práctica en nuestra sociedad. El número de esos incidentes ha aumentado grandemente después de los decretos de los tribunales que declararon inconstitucionales la mayoría de las leyes estatales que requerían la pena capital".

La resolución también enfatizaba que si "ningún crimen es lo suficientemente serio como para justificar la pena capital, entonces la gravedad del crimen más atroz es reducida por consiguiente. Le sigue entonces que la actitud de los criminales no será afectada".

Heather Beaudoin, directora de extensión evangélica para Equal Justice USA y coordinadora nacional para Conservatives Concerned About the Death Penalty, dijo que ha habido "crecientes preocupaciones entre el liderato de la NAE sobre los problemas de la pena capital".

Beaudoin, quien ha estado reuniéndose con líderes evangélicos de todo el país durante los últimos años y ofreció una presentación el año pasado ante la junta de directores de la NAE, dijo que las preocupaciones de este grupo "reflejan lo que he estado escuchando cuando habló con cristianos en todo el país".

"Más de ellos están cuestionando su apoyo a la pena capital según se enteran de sus errores y prejuicios", ella dijo en un comunicado del 19 de octubre.

© Arlington Catholic Herald 2015