Los cristianos están orientados hacia la luz, esperanza dice el papa

First slide

CIUDAD DEL VATICANO — La antigua práctica de orientar las iglesias hacia el este — con la entrada hacia el oeste y el altar en el este — era simbólica de la conexión que existe entre la luz y la esperanza, dijo el papa Francisco. Ser cristiano significa mirar a la luz, "continuar haciendo una profesión de fe en la luz, incluso cuando el mundo está envuelto en la noche y la oscuridad", dijo el papa Francisco el 2 de agosto durante su audiencia general semanal.

Por el calor en Roma, el papa retomó sus audiencias en la Aula Pablo VI, dentro del Vaticano, después de un descanso de un mes. Él también retomó su serie de charlas sobre la esperanza cristiana.

Él comenzó explicando cómo en tiempos antiguos la ubicación física de una iglesia tenía importancia simbólica para los creyentes. El Sol se pone en el oeste, "donde la luz muere", pero se levanta en el este, donde "el amanecer nos recuerda al Cristo, resucitado de entre el Sol sobre el horizonte del mundo", dijo.

De hecho, él dijo, usando el "lenguaje del cosmos" era costumbre de que los que estaban por ser bautizados proclamaran su renuncia a Satanás de frente al oeste y profesaran su fe en Dios de frente al este.

"Los cristianos no están exentos de la oscuridad del exterior o incluso del interior", él dijo. "No viven fuera del mundo, sino, por la gracia de Cristo recibida en el bautismo, son hombres y mujeres 'orientados': no creen en la oscuridad, sino en la luz del día; ellos no sucumben a la noche, sino esperan el amanecer; ellos no son vencidos por la muerte, sino anhelan la resurrección; no están doblados del mal porque siempre confían en las infinitas posibilidades del bien".

Al recibir la luz de Cristo en el bautismo, él dijo que los cristianos son llamados a ser verdaderos "cristóforos", o portadores de Jesús, "especialmente para aquellos que están pasando por situaciones de duelo, de desesperación, de oscuridad y de odio".

Los cristianos que verdaderamente llevan la luz de la esperanza de Cristo, él dijo, pueden ser identificados por la luz en sus ojos y por su serenidad "incluso en los días más complicados".

© Arlington Catholic Herald 2017