Obispo cubano: visita del papa llega en momento de esperanza

La visita del papa Francisco a Cuba es una señal de su cercanía a la gente de la nación en un momento en que se "respira el aire de esperanza" de que las relaciones con Estados Unidos mejorarán, dijo el obispo Wilfredo Pino Estévez de Guantánamo-Baracoa.

"No es fácil vivir en desacuerdo con el vecino inmediato", escribió el obispo Pino en una carta pastoral del 1 de septiembre. "Es por eso que es muy importante lo que el papa viene a hacer como el pastor universal de la iglesia, buscando la reconciliación y la paz entre todos los pueblos de la tierra".

El papa Francisco celebrará Misa en tres ciudades cubanas durante una visita a la isla caribeña del 19 al 22 de septiembre, antes de volar a Washington. A él se le atribuye ayudar a mediar una descongelación histórica en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba al enviarle cartas a los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el año pasado y siendo anfitrión de delegados de ambos países en el Vaticano.

Obama y Castro anunciaron simultáneamente en diciembre un reacercamiento diplomático. Desde entonces los adversarios históricos han reabierto las embajadas en La Habana y Washington que habían estado cerradas durante más de cinco décadas y han anunciado que lanzarán una nueva ronda de conversaciones diplomáticas.

Durante su visita a La Habana para reabrir la embajada estadounidense el 14 de agosto, el secretario de estado John Kerry agradeció al papa Francisco por "apoyar el estado de un nuevo capítulo en las relaciones", mientras reconoció que los dos países están lejos de hacer realidad las relaciones plenamente normalizadas, incluyendo el retiro del embargo económico contra Cuba.

"Tener relaciones (diplomáticas) normales hace más fácil que hablemos y hablar puede profundizar la comprensión aun cuando sabemos muy bien que no estaremos de acuerdo en todo", dijo Kerry, según una transcripción de sus comentarios.

Se espera que el papa Francisco se reúna con Castro, con jóvenes, con líderes eclesiásticos, con familias y con religiosos en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba. Esta será su primera visita como papa al país comunista.

El papa Francisco será el tercer papa que visita Cuba durante los últimos 17 años, después del viaje del papa Juan Pablo II en 1998 y la visita del papa Benedicto XVI en el 2012.

© Arlington Catholic Herald 2015