Papa Francisco lamenta pobreza, desigualdad en América Latina

CIUDAD DEL VATICANO — Los valores sociales tradicionales de cooperación y solidaridad de América Latina tienen que predominar sobre los males sociales que amenazan la subsistencia de los habitantes de la región, dijo el papa Francisco.

La actual crisis social y económica que enfrenta América Latina ha permitido que "crezca la pobreza, la desocupación, la desigualdad social" y una situación en que "se explote y se abuse nuestra casa común", el planeta, dijo el papa el 30 de junio.

"Y ésto a un nivel que no hubiéramos imaginado diez años atrás. Ante esta situación se necesita un análisis que tenga en cuenta la realidad de las personas concretas, la realidad de nuestro pueblo", él le dijo a miembros de la Organización Internacional Italo-Latinoamericana.

Fundada en 1966, la organización internacional procura aumentar "la cooperación económica, social, científica, tecnológica y cultural" entre países latinoamericanos e Italia, según el sitio web del grupo.

Sus 21 miembros son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Italia, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Conmemorando el 50 aniversario de la organización, el papa dijo que para lograr la meta de promover el desarrollo y la cooperación la organización primero hay que identificar los países latinoamericanos ricos en historia, cultura, recursos naturales" y gente "buena y solidaria".

"Esto se ha comprobado ante las recientes catástrofes naturales, cómo se han ayudado unos a otros, siendo un ejemplo para toda la comunidad internacional", él dijo. "Todos estos valores sociales están ahí pero tienen que ser apreciados para ser potenciados".

La Organización Internacional Italo-Latinoamericana, él continuó, también tiene que "coordinar los esfuerzos" para responder a los retos que enfrentan los países latinoamericanos y particularmente el reto de la migración.

La migración ha aumentado "de una manera nunca antes vista", dijo el papa y muchos de los que se mudan en busca de una mejor vida "sufren la violación de sus derechos", él dijo. Los riesgos son especialmente altos para niños y adultos jóvenes, que son víctimas de la trata de personas o "caen en las redes de la criminalidad y la violencia organizada".

"Se necesita fomentar una política conjunta de cooperación para abordar este tema", él dijo. "No se trata de buscar culpables y de eludir la responsabilidad, sino que todos estamos llamados a trabajar de manera coordinada".

El papa Francisco dijo que al promover una "cultura de diálogo" en la política la Organización Internacional Italo-Latinoamericana puede fomentar un ambiente que permita el intercambio de ideas y preocupaciones para bien de toda la gente.

"Es un intercambio recíproco de confianza, que sabe que al otro lado está un hermano con la mano tendida para ayudar, que desea el bien de las partes y estrechar vínculos de fraternidad y amistad para avanzar por caminos de justicia y de paz", él dijo.

© Arlington Catholic Herald 2017