Papa pide a cristianos no caer en la 'insensatez'

CIUDAD DEL VATICANO — Cristianos que no escuchan la palabra de Dios y solo se preocupan por las apariencias son corruptos e idólatras, dijo el papa Francisco.

Algunos hombres y mujeres creen que escuchan, pero hacen lo que les da la gana y transforman la palabra de Dios con su propio "concepto de realidad", dijo el papa el 17 de octubre durante su Misa matutina en la Casa Santa Marta.

"El insensato no escucha", dijo, y al no escuchar "se vuelven corruptos." La palabra de Dios "no puede entrar en su corazón y elimina todo lugar para el amor", dijo.

El papa reflexionó sobre el Evangelio del día de San Lucas (11: 37-41) en el que Jesús le reprocha a un fariseo que "se sorprendió al ver que (Jesús) no observó el lavado prescrito antes de la comida".

"¡Oh, fariseos! Aunque limpien el exterior de la copa y el plato, en vuestro interior están llenos de saqueo y maldad", dijo Jesús.

Los que criticaron a Jesús, como el fariseo en el Evangelio, fueron "corrompidos por la vanidad, la apariencia, por la belleza exterior y la justicia exterior", dijo el papa.

Los cristianos de hoy también corren el riesgo de pensar de esta manera, lo que los lleva a convertirse en "ideólogos del cristianismo", no verdaderos seguidores de Jesús, dijo.

La ideología, dijo el papa, puede convertirse en una forma de idolatría que esclaviza a los cristianos "porque intercambian la verdad de Dios con una mentira".

© Arlington Catholic Herald 2017