Caminando con Santa Teresa de Ávila

First slide

Colleen Carroll Campbell, periodista, madre y parroquiana de la Iglesia de San Louis en Alexandria, dijo que su devoción a Santa Teresa de Ávila comenzó durante su tiempo como estudiante de la Universidad de Marquette de Milwaukee. Se describió a sí misma joven como "una católica casual y distraída viviendo con la mentalidad de trabajar duro y jugar duro".

Durante las vacaciones de Navidad durante su año final, Campbell recibió una copia de la biografía de Santa Teresa por Marcelle Auclair como un regalo de su padre.

"Solo lo leí porque yo estaba aburrida", dijo ella. "Mis padres se habían mudado a St. Louis, MO, una ciudad donde yo no conocía a nadie. Pero cuando yo empezé a leer, estuve enganchada".

Mientras que admitió que no cambió su vida de repente, Campbell dijo que Teresa le urgió a buscar "una relación madura con Cristo".
"Esa relación me guió del vacío eventualmente", dijo ella. Citó ejemplos como sus retos con la infertilidad, la enfermadad de Alzheimer de su padre y otros que explicó en su libro, My Sisters the Saints/Mis Hermanas las Santas (disponible en inglés e español).

Su libro cuenta como desarrolló sus conexiones con Teresa de Liseux, Faustina de Polonia, Edith Stein de Alemania, Teresa de Calcuta, Maria de Nazaret y Teresa de Ávila y como estas santas han cambiado su vida como una mujer moderna.

"Durante todo, Teresa era mi faro y mi amiga", dijo ella.
En enero, la madre de cuatro hijos, fue invitada a dar una presentación del 1 al 3 de agosto para conmemorar el 500º cumpleaños de Santa Teresa. La conferencia internacional para la mística del siglo 16 tuvo lugar en su villa nativa, Ávila, España. Campbell tuvo miedo de que no podía ir porque estaba embarazada.

"Les dijo a los organizadores de la conferencia que sino pudiera llevar a toda mi familia conmigo, necesitaba rechazar la invitación", ella dijo.
Campbell dijo que ella y su esposo estaban orando por la intercesión de Santa Teresa cuando los organizadores de la conferencia encontraron fondos para cubrir el costo para la familia a viajar. La familia podría pasar una semana en Ávila, todos juntos.

El segundo día del congreso, Campbell hizo su presentación, "Teresa de Ávila como modelo para la mujer moderna". Citó tres lecciones que ella cree que Santa Teresa podría enseñarle a las mujeres hoy en día: "la primacía de la oración, la relación correcta con nuestros cuerpos y la libertad que viene con la obediencia a las exigencias de nuestra vocación y las enseñanzas de la iglesia".

"Esta es la manera de Teresa", dijo ella. "Después de 500 años, ella todavía estáenseñando y guiando las almas, todavía sorprendente con la claridad y relevancia de su sabiduría".

Después de su presentación, Campbell dijo que unos miembros del público le agradecieron por llevar a su familia al congreso, diciendo que fue importante ver un ejemplo de una mujer católica hacer juegos malabares para mantener su familia y su carrera.

"Con cuatro niños que tienen 5 años o menos, se necesita hacer todo más despacio", dijo ella. "Haciendo eso nos permitió gozar el ambiente de una villa pequeña española y conocer el alma de la ciudad que influyó una de las santas más notables de la historia".

Mientras no estaba participando en la conferencia, Campbell y su familia pasaron mucho tiempo visitando los sitios asociados con Santa Teresa. Vieron el rosario, las sandalias, el hábito de lana y el dedo de anillo. Además, visitaron la habitación donde Santa Teresa nació, la pila donde fue bautizada, la barra donde recibía la Comunión, las escaleras donde su visión del Niño Cristo tuvo lugar y mucho más.

"Todo es una aventura para los niños y absorben la fe como esponja", dijo ella. "Hacen buenas preguntas y expresan las verdades de la fe con tanta simplicidad. Es impresionante".

Mientras su visita al Monasterio de la Encarnación donde Santa Teresa tuvo su experiencia mística de sentir la espada de amor de Dios, Campell y su familia juntaron un grupo de jóvenes españoles Neocatecumenales que estaban celebrando la Misa. Terminaron la Misa cantando y bailando en un círculo.

"Bailar en la iglesia no es generalmente nuestro estilo litúrgico", dijo Campbell, "pero estábamos, como mi hija Maryrose de 5 cinco años dijo, 'bailando por Jesús''".

Campbell dijo que uno de los aspectos más inspirantes del viaje fue al ver las estatuas y pinturas celebrando Santa Teresa como una escritora porque fue un recuerdo que se puede tener un impacto con las palabras escritas.

"Como escritora, puedo participar de una manera pequeña en el trabajo de Dios para salvar las almas", dijo ella.

Pero Campbell dijo que el viaje tuvo un encanto católico más general y urge a los que puedan visitar a Ávila a ir.

"Este viaje fue un recuerdo fantástico para mí , mi esposo y mis niños. La iglesia vive, la iglesia es joven y el futuro para la iglesia brilla", dijo ella.

Se puede enviar a Stoddard un correo electrónico: cstoddard@catholicherald.com.

© Arlington Catholic Herald 2015