Curando los prejuicios

First slide

Para bien conocer a una cultura, no se puede comenzar y terminar de leer un libro de turismo. Se necesita pasar tiempo con la gente.

Es por eso que seis estudiantes de colegio y cinco maestras del Colegio Stella Maris la Gavia en Madrid, España, pasaron la mañana del 21 de julio jugando al lanzamiento de pelotita y haciendo flores de chupetes con los ancianos en el Centro Para Ancianos de San Martín de Porres en Alexandria.

Estos 11 españoles se quedaron con unas familias de la Iglesia de Reina de los Apóstoles en Alexandria por tres semanas como parte del Intercambio de los Discípulos, un nuevo programa para estudiantes y maestros organizado por Reina de los Apóstoles que da la chance a los católicos españoles y americanos para aprender sobre las culturas extranjeras.

Con la cooperación de los Discípulos de los Corazones de Jesús y Maria, el programa da los participantes "la oportunidad de ensanchar sus vidas a una cultura nueva, idioma y relaciones en aumentar su fe en un ambiente católico y familiar", como dice la presentación oficial del programa.

Los Discípulos de los Corazones de Jesús y Maria es un orden religioso establecido en la Diócesis de Cuenca, España, con una comunidad allá y en Littleton, Colorado. Después de descubrir que la comunidad en Colorado ha tenido éxito en alojar huéspedes del Colegio Stella Maris por siete años, el Padre Leopoldo Vives, un miembro del orden y el pastor de Reina de los Apóstoles, quería que su parroquia hiciera lo mismo. Anunció el iniciativo en marzo, con reuniones de información un poco después.

Susan Gray, la jefa del programa de intercambio en Reina de los Apóstoles y una parroquiana desde el 2006, dijo, "El Padre Vives enfatizó que el programa es sobre la hospitalidad. Las familias de alojamiento están construyendo relaciones en la comunidad de la parroquia y la comunidad de la iglesia universal".

Los participantes españoles llegaron a Virginia el 4 de julio y regresaron a España el 26 de julio. Durante su viaje, fueron a la Misa diariamente, estudiaron inglés, hicieron visitas a hitos locales de interés nacional y prestaron servicio a la comunidad. Pasando tiempo con sus familias de alojamiento les permitió que hicieron otras actividades especiales, incluyendo ir a una boda en Williamsburg, ir al parque de diversiones de Kings Dominion y navegar en el Rio Potomac.

Ana Otamendi, 17, dijo que visitar a Washington, especialmente la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, y pasar tiempo con su familia de alojamiento fue un placer. Con una pareja de Italia y los Estados Unidos, ella dijo que ha gozado aprender más sobre la historia americana y la cultura de los inmigrantes. Además, ha apreciado la oportunidad de representar a su país.

"Algunos americanos tiene una idea falsa de España. Piensan de la corrida de toros y los disfraces tradicionales, pero se necesita conocer a una cultura para saber más que los estereotipos".

Coloma Ledesma, 27, una maestra de Stella Maris, añadió que los americanos deben saber sobre "la dieta saludable mediterránea de España y su bella historia". Ella estuvo muy entusiasmada de visitar la Casa Blanca y de conocer a su familia filipino-americana durante el intercambio.

Sofia Fernández, 25, una maestra de Stella Maris, dijo que ha gozado el proceso de "conocer la cultura y su gente, y curar los prejuicios del pasado", explicando que antes pensaba que los americanos eran gordos y comían comida poco saludable. Dijo que aprendió que los americanos son "simpáticos y generosos. Su capacidad para compartir es increíble. Los españoles, como una gente, no siempre son así".

Los parroquianos de Reina de los Apóstoles esperan a organizar que algunos puedan visitar España en el futuro, pero Gray dijo que no tienen planes fijos.

"La Iglesia de la Reina de los Apóstoles es una parroquia internacional, entonces el programa va muy bien con la comunidad y nos permite modelar la iglesia universal", ella dijo.

Se puede enviar un correo electrónico a Stoddard: cstoddard@catholicherald.com.

© Arlington Catholic Herald 2015