El Pan para Nuestros Hermanos evita que productos horneados vayan a terminar al basurero y en lugar de eso se les da a los necesitados

First slide

Uno revisa con cierta hambre las filas de pan estilo de rosquilla "bagel" y los pastelillos cubiertos de canela y azúcar en el café favorito y uno selecciona con cuidado el pan que acompañe mejor el café de medio día o el que se toma después de la Misa.

¿Pero qué pasa con los productos de masa que sobran al final del día o con los que sobrepasan la fecha de caducidad?

La mayor parte de eso se va de los mostradores a la basura de la casa y de allí al basurero municipal, de acuerdo con reciente estudio llevado a cabo por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales, que es un grupo que trata de proteger el medio ambiente. Como resultado del estudio se encontró que un 40 por ciento de alimentos en los Estados Unidos se echa a perder sin ser utilizado.

Pero a Jim McCracken, parroquiano de la iglesia de San Luis en Alejandría, no le parece bien que se tire comida que es todavía comestible, especialmente si se considera la inseguridad de alimentos en la diócesis de Arlington que va de un 5.2 a un 17 por ciento de población, de acuerdo con las Caridades Católicas de la diócesis.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define la frase de "inseguridad alimenticia" como una condición en la que "el acceso consistente para alimentos adecuados es limitado por falta de dinero y otros recursos en varios periodos durante el año".

Para desviar por lo menos algo de la comida que va a parar a los basureros y dirigirla a estómagos hambrientos, McCracken inició lo que él llama "ministerio de alimentos ahorrados " ya desde hace 15 años.

Llamado Pan para Nuestros Hermanos, el ministerio es una asociación entre los Caballeros de Colón de Mount Vernon en Alejandría y la parroquia de San Luis en donde se colecta pan que no se vendió, proveniente de cinco diferentes tiendas, y se lleva a 20 almacenes de distribución de comida, refugios e iglesias.

© Arlington Catholic Herald 2016