Músicos hispanos recibieron apoyo

First slide
First slide
Previous Next

La Diócesis de Arlington patrocino un evento musical, titulado, “Instituto OCP”, en la Catedral de Santo Tomás Moro el 16 de octubre. Fue una oportunidad para qué cantores y músicos de la Misa aprendieran a tocar y mejorar sus talentos. 

Cerca de sesenta personas vinieron al evento sin costo, con sus instrumentos musicales y vocales listos para tocar. Los presentadores del evento, Santiago Fernández, Iván Díaz, y Jessica Marie Tous, viajaron desde Portland, Oregón durante un día para enseñar y rezar. Ellos dirigieron la oración de apertura y después ellos dividieron a los asistentes en tres grupos diferentes. Uno de cantores masculinos, otro de cantores femeninos y el último de instrumentistas. 

Muchos de los asistentes tocan en el coro de la Misa de sus iglesias con pasión y alegría, pero muchas veces falta la experiencia. Marco Castillo y Cristina Mendoza tocan en el coro de la Catedral de Santo Tomás Moro.

“Nuestro coro, no es un coro profesional”, dijo Marco Castillo, quien participó en el grupo de cantores masculinos. “No tenemos la formación”.

“Fue muy beneficioso — aprendimos ritmos básicos y técnicas nuevas”, dijo Mendoza, quien participó en el grupo de instrumentalistas con su violonchelo.

“Instituto OCP”, fue presentado por el National Pastoral Musicians (NPM), una organización que cultiva el arte litúrgico musical. La Diócesis de Arlington ha sido miembro del NPM por 25 años y el año pasado ganó el ‘Chapter of the Year Award’.

“La música en la Misa hace que sea más feliz, sin la música se pone poco triste”, dije Castillo. “Ellos no podrán recordar la homilía, pero las canciones pueden quedar grabadas en sus mentes”.

© Arlington Catholic Herald 2016