Monseñor Michael F. Burbidge está instalado como el cuarto obispo de Arlington.

First slide
First slide
Previous Next

La catedral de Santo Tomás Moro en Arlington estaba llena de personas de Filadelfia y Raleigh, Carolina de Sur, quienes vinieron a la Misa de Instalación de Monseñor Michael F. Burbidge el 6 de diciembre. 

Monseñor Burbidge fue nombrado el cuarto obispo de Arlington por el Papa Francisco el 4 de octubre. Anteriormente, él sirvió en la Diócesis de Raleigh por 10 años. Entre los obispos que asistieron a la Misa estuvo el Arzobispo Christophe Pierre, quien sirve como nuncio apostólico; Arzobispo William E. Lori  de Baltimore y el predecesor del Obispo Burbidge, Monseñor Paul S. Loverde. Monseñor Loverde fue designado como tercer obispo de Arlington en 1999.  

La Misa de Instalación de un obispo tiene distintas tradiciones. Al principio de la Misa, Monseñor Burbidge llamó a la puerta tres veces — por la Trinidad — para ganar entrada a la catedral. El rector, Padre Robert J. Rippy dio a Monseñor Burbidge un crucifijo para besar. 

El Arzobispo Christophe Pierre  leyó el mandato apostólico en el que el Papa Francisco, declara a Monseñor Burdige como el cuarto obispo de la Diócesis de Arlington. Cuando Monseñor Burbidge aceptó el mandato recibió el báculo pastoral, el de Monseñor Thomas J. Welsh, el primer obispo de Arlington.

Durante su homilía, Monseñor Burbidge agradeció a los asistentes e hizo una conexión al patrón de la diócesis, Santo Tomás Moro, y a la escuela de su padre. 

“Somos llamados a imitar el testimonio de Santo Tomás Moro”, dijo Monseñor.
El evento fue fuertemente asistido y el lugar era limitado. En el gimnasio de la escuela de Santo Tomás Moro, más de 30 personas participando en la Misa por transmisión en vivo por internet desde la catedral. 

“Estamos muy felices con el Obispo Loverde y lo extrañaremos”, dijo Rosa Meléndez, quien asistió a la Misa con su esposo e hija. Ellos son parroquianos de la parroquia del Buen Pastor en Alexandria. 

“Estamos dándole la bienvenida y oraremos por él”, dijo Meléndez.

 

© Arlington Catholic Herald 2016