Adviento autentico

First slide

Hace poco salió en las noticias que la policía fue llamada a una tienda porque había un hombre que estaba viviendo delante de las puertas principales. No era que el hombre era homeless, ni que estaba pidiendo dinero a las personas que entraban, sino que decidió acampar afuera de Best Buy seis días antes del Black Friday, para asegurar que podía ser el primero en comprar la nueva televisión de 50 pulgadas. Con cuanta expectativa se espera el Black Friday… pero ¿tenemos el mismo entusiasmo por la Navidad?

Es increíble que a mediados de septiembre todo está adornado de Halloween, al día siguiente de Halloween todo se convierte en Thanksgiving y sin que tengamos tiempo de digerir el pavo ya todo está decorado de “Navidad”. Digo “Navidad” porque vemos todo  decorado de colores rojos y verdes, vemos renos, santa, y regalos y decimos que está  “navideño” ¿pero el niño Jesús donde esta? ¿Como podemos hablar de la Navidad sin Jesús? Sería como preparar una fiesta para un gran amigo, pero nos enfocamos tanto en la decoración y los regalos que cuando viene el amigo ya no hay lugar para El. ¡No nos dejemos robar la Navidad!

El Adviento no es el tiempo de preparación de una lista de regalos para personas que no cumplen años, sino es el tiempo de preparación para el verdadero cumpleañero y merecedor de toda nuestra atención. No dejemos que la locura de esta época tan consumista nos robe la atención del milagro de Dios. Es interesante que Dios, El creador, el Todo Poderoso, el Rey de Reyes cuando pensó que le podía dar como regalo de amor al mundo, no mando oro, ni plata ni bienes materiales, sino que se entregó a sí mismo. Pudiendo ser rico eligió conscientemente la pobreza para que no lo buscáramos por las cosas que nos pudiera dar, sino que lo buscáramos por sí mismo. Que contraste tan grande con nosotros que para expresar amor siempre buscamos regalar cosas materiales, en vez de regalar nuestro tiempo y presencia a las personas que más amamos.

Antes de pensar en comprar regalos a los demás pensemos si le tenemos regalos a quien es el centro de la celebración de Navidad. ¿Que le vas a dar a Jesús? Los reyes magos se prepararon por meses y viajaron largas distancias para traerle los tres regalos a Jesús. ¿Y tú? ¿Cómo te has preparado? ¿Que recorrido habrás hecho durante adviento para darle tu regalo a Jesús? Les propongo cinco ideas para poder vivir el Adviento al máximo y no dejarte robar su significado por el comercio desenfrenado.

1 — Los reyes trajeron tres regalos al niño Jesús. ¿Porque no te propones tres cosas que hacer con tu familia en Navidad para mostrarle a Jesús que lo aman y que Él es realmente el centro de la navidad?.

2 — Como familia elijan un día durante la semana donde se reúnen para leer el evangelio del domingo siguiente. Los pequeños pueden escuchar el evangelio y hacer un dibujo y los más grandes pueden hablar sobre lo que les llama la atención de la lectura. Luego propónganse una cosa concreta que van a hacer como familia para vivir durante esa semana lo que dice el evangelio. De esta manera cuando vayan a misa ese domingo su familia está preparada para vivir la plenamente la palabra de Dios.

3 — Antes de comprar un regalo a tus hijos, amigos, o familiares hazte dos preguntas:

a. —  ¿Este regalo va a acercar a esta persona a Dios o ayudarle a encontrar el significado de la Navidad y del amor de Dios?

b. —¿Si esta fuera la última Navidad que yo tuviera con esta persona que le regalaría? Este año proponte regalar “experiencias “es decir, citas o actividades donde puedan pasar tiempo calidad como familia, en vez de comprar cosas materiales.

4 — El 25 de diciembre compren un pastel, inviten a su familia, amigos y vecinos y cántenle feliz cumpleaños al niño Jesús.  Antes de picar y comer el pastel cada uno puede decir la importancia que tiene Jesús en su vida.

5 — Además de lo aquí descrito continúen o empiecen sus tradiciones familiares. Si ya su familia tiene tradiciones navideñas centradas en Jesús, continúen haciéndolo e inviten a otras familias que los acompañe. Si no tiene tradiciones establecidas elijan una nueva tradición, puede ser la corona de Adviento o las posadas, y vívanla auténticamente y así cada año van agregando actividades que les ayude a vivir un Adviento y una Navidad auténtica. 

Briceño, una virgen consagrada, se dedica a la evangelización a través de su ministerio happyfeetministries.com.

© Arlington Catholic Herald 2017