Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Cuaresmavirus, coronavirus en la Iglesia Catolica

Aprovechemos los Catolicos y Cristianos en el mundo entero para fijar nuestra atención en este tiempo de Cuaresma y poner nuestra mirada en la figura central de nuestra Fe: Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

Si, no Podemos de ninguna manera ignorar la fatal epidemia del Coronavirus o COVID-19 que ha llamado la atención en las redes sociales los medios de comunicación con este virus mortal.

Esta epidemia ha golpeado a muchas personas en el mundo, teniendo una repercusión muy delicada creando panico a nivel mundial.

Es importante que los Catolicos investiguemos y conozcamos mas sobre lo que significa el COVID-19 o Coronavirus, sabemos poco y eso nos obliga a tomar precauciónes drasticas. De la misma manera que su letalidad, con no ser muy grande, probablemente está magnificada por el hecho de que muchas personas infectadas no tienen sintomas o los tienen muy leves con lo que pasan inadvertidas y no se contabilizan, lo que favorece el contagio y dificulta parar la rapidez y la velocidad con que se transmite este virus.

Se trata aquí de una enfermedad nueva cuya evolución logicamente no se conoce y obliga a la prudencia, y tambien que el contagio desde personas sin sintomas favorece extremademente su transmision. Hay otro factor importante que hay que tener en cuenta y tiene que ver con el miedo y el panico a lo desconocido en una sociedad desacostumbrada a los riesgos, con el exceso de confianza en la medicina, y con los intereses económicos que se lucran con la epidemia (que van de la busqueda sensacionalista de las audiencias hasta las empresas fabricantes de los productos sanitarios relacionados con la misma).

Hay que ponerle atención a este virus que no es un chiste es una amenaza al ser humano. No existe hasta este momento un tratamiento especifico aunque se han probado muchos y algunos se han publicitado desde los medios como si estuviera comprobada su eficacia, una enfermedad autolimitada y con tendencia a la curación favorece la falsa impresión de que cualquier medida es eficaz, aunque realmente no tenga efecto o simplemente actue como placebo. Repito la prudencia, la oración y la Buena información son fundamentales.

El obispo de nuestra Diocesis de Arlington Michael Burbidge y un grupo de apoyo de profesionales de la salud han estado pendientes para dar protección a nuestros feligreses y parroquias.

Nuestra Diocesis de Arlington ha adoptado una serie de medidas preventivas para evitar en nuestra area la propagación del Coronavirus. Y se recomienda:

 Suspender el uso de compartir entre los fieles el copon con la Sangre de Cristo.

No se tendra como es una costumbre el agua bendita a la entradas de las Iglesias.

Mas bien se les ofrecerá el gel para las manos.

Se ha suspendido el saludo de la paz con las manos o los brazos.

Igualmente se recomienda a todos los fieles lavarse las manos con jabon por lo menos 20 segundos.

Igualmente si una persona se enferma de gripe o está contagiada con el Coronavirus esta exenta y debe quedarse en casa no esta obligada a asistir a la Iglesia en este especifico caso no es pecado el no asistir  a la misa o los actos liturgicos de la semana mayor o Semana Santa de la iglesia. “No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela de dia, ni la peste que acecha en las sombras, ni la plaga que destruye a medio dia” (Sal 91:5-6).

Cada dia cubramonos con la Sangre de Cristo y con el poder del Santo Rosario y la oración.

Padre Hoyos es el director diocesano del Apostolado Hispano.

© Arlington Catholic Herald 2020