Familias Hispanas de la Mano de Dios en el 2018

First slide

El pasado año nos dejo recuerdos muy hermosos, acontecimientos sociales duros, una inmigración escalofriante que arrebato sueños y dividió familias por las deportaciones, huracanes y terremotos, pero también Dios soplo a nuestro favor y pudimos sentir la presencia de Cristo en nuestros hogares.

Las familias inmigrantes Católicas de nuestra Diócesis de Arlington se sintieron apoyados en el pasado tiempo de Adviento por la presencia de nuestro Obispo Michel F. Burbidge en el apoyo pastoral en el V Encuentro y en las celebraciones Diocesanas de la Virgen de Guadalupe.

Comenzó un nuevo año, nació Emmanuel Dios entre nosotros y ha retoñado la esperanza en nuestro pueblo Hispanoparlante.

Al comenzar este nuevo año 2018 los Católicos y nuestras familias hispanas comenzamos a caminar con paso firme tomados de la mano de Dios sin miedos, ni temores ni quejas pues nuestra fe esta mas fortalecida y nuestra oración esta puesta en acción.

La necesidad del inmigrante Católico necesita en nuestras Iglesias es la de sentirse acogido, amado como es, atendido en sus sentimientos, valorado y respetado en su dignidad como hijo(a) de Dios y acompañado en su desvalimiento emocional y espiritual.

Los papás creen que dando cosas aman de verdad a sus hijos; los empresarios creen que aumentando el salario solucionan el problema de sus empleados; los supervisores y directores creen que aliviando el trabajo de sus empleados, les hacen sentirse mejor. Y no es así. Porque lo que mas necesitan las personas al comenzar un nuevo año es acogimiento sincero.

Debemos estar completamente convencidos de que nunca es tarde para empezar de nuevo: tu vida rota en el pasado puedes coserla. Tu vida infeliz puedes hacerla feliz. Tu vida infiel puedes convertirla en fiel. Tu vida solitaria en el egoísmo puedes transformarla en comunitaria desde el servicio y practica del amor y de la solidaridad.

Tu vida sin ilusiones, sin metas y sin riesgos es posible inyectarle mas fe, mas oración, sentido propósitos y novedad.

Amigo y familia inmigrante, dale a este 2018 la cara con optimismo y alegría.

Padre Hoyos es el director diocesano del Apostolado Hispano.

© Arlington Catholic Herald 2018