Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Protege tu familia

First slide

Hemos hablado sobre el uso de los medios de comunicación. Hablamos de que las personas de promedio, jóvenes y adultos por igual pasan entre 7 horas y media y 11 horas al día en los medios de comunicación (bien sea celular, internet, televisión, computadora, música, películas, etc.) y solo 10 minutos al día en oración.

Primeramente, debemos recordar que la meta de todo padre es ayudar a sus hijos y a su familia llegar al cielo. La pregunta entonces es: ¿las cosas que veo, y dejo que mis hijos vean o escuchen, los ayuda llegar al cielo? ¿Esas 11 horas en internet o ante cualquier pantalla les está enseñando valores compatibles con la fe? ¿Les está ayudando a ser puros, a ser honestos, a discernir su vocación, a entender el plan de Dios para sus vidas? Veamos el impacto que este consumo desmesurado de los medios de comunicación tiene en los niños y jóvenes.

Hace poco se estrenó una serie en Netflix, llamada “13 Reasons why” que se trata sobre el suicidio de una joven, y al mes después del debut de la serie hubo un aumento del 29% en el suicidio entre jóvenes de 10 a 17 años. ¿Sabías que en uno de los estudios científicos más recientes se mostró que los jóvenes que pasan más de 3 horas en las redes sociales sufren al menos un resultado relacionado al suicidio (esto incluye pensamientos de suicidio, cortarse, o hasta suicidarse) y si pasan más de 5 horas al día aumenta al 48%? ¿Sabías que la ansiedad y depresión ha subido al 70% entre los jóvenes en los últimos 10 años que es cuando las redes sociales y los teléfonos inteligentes empezaron? ¿Cómo es posible que el mundo sepa estas estadísticas, y nadie haga nada? Si hubiera una enfermedad que ha contagiado al 70% de los jóvenes y que les podría quitar la vida, no vacunarías a tu hijo? ¿No harías todo lo posible para protegerlo y proteger a tu familia? ¿Cómo es que no solamente no los protejamos, sino que cada Navidad y cumpleaños nos entregamos electrónicos que nos enferman? No es un problema solo de los jóvenes sino un problema de adicción general: niños, jóvenes y adultos. 

Debemos recordar que existe otro gran peligro. En épocas anteriores los pedófilos (es decir, los abusadores de niños) iban a los centros comerciales o a los parques para buscar a víctimas porque allí estaban los niños. Ahora los niños y jóvenes están en las redes sociales. Juegos como Fortnight, Minecraft y Discord fueron identificados por la policía como los que más usan los pedófilos para buscar a sus víctimas. 

También, los pedófilos siempre están buscando imágenes y videos de menores y por eso Facebook y Instagram son de sus medios favoritos. ¡No sólo encuentran imágenes que jóvenes han subido sino también que los mismos padres ponen de sus hijos! Ya a los dos años el 90% de los niños han tenido sus fotos subidas a las redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter y SnapChat. Los padres deben equilibrar el deseo de compartir con la necesidad de proteger a sus hijos.

Además de los peligros que existen también tenemos que ver el impacto en la familia.

¿Sabías que las familias sólo pasan aproximadamente 34 minutos de tiempo calidad juntos los fines de semana? Tiempo calidad es definido como tiempo que las familias pasan juntos sin distracciones, es decir sin pantallas que distraigan y que estén hablando y comunicándose. ¡Imagínense entre 20 horas con pantallas en el fin de semana y sólo 34 minutos en familia! ¿Sabías que prisioneros en una cárcel de máxima seguridad en los Estados Unidos tiene por ley garantizadas 2 horas de tiempo el aire libre al día mientras que los niños de promedio pasan menos de una hora al día al aire libre? ¿Cómo es que los niños pasan menos tiempo afuera cada día que los presos en los Estados Unidos?

Debemos abrir los ojos y ver el impacto que los medios están teniendo en la vida de nuestros hijos, matrimonios y familias. 

Puntos prácticos:

— Conozcan todas las aplicaciones que sus hijos tienen en sus celulares. Recuerden que un celular es un privilegio y no un derecho. Su deber es proteger a sus hijos y familia.

— Sea un ejemplo para su familia. Reduzca dramáticamente y radicalmente su uso de los medios. No puede exigir lo que no está dispuesto a hacer usted mismo.

— Asegúrese de que sus hijos tengan tiempo desconectados de los medios y en contacto con la naturaleza y el aire libre. Aprovechen las vacaciones para entrenarse en esto.

— Pasen tiempo en familia desconectados de los electrónicos. Vayan de paseo, salgan a comer, a caminar, a explorar, vayan a la playa o la piscina, cocinen juntos, jueguen juegos de mesa, hagan una manualidad. Tengan tiempo de calidad como familia.

— No suba imágenes de sus hijos y su familia al internet. Si quiere compartir mándeselas a personas especificas o cree filtros donde sólo la familia pueda ver las imágenes.

— Aprenda a disfrutar la vida y la creación que Dios nos dio.

Briceño, una virgen consagrada, se dedica a la evangelización a través de su ministerio happyfeetministries.com.

© Arlington Catholic Herald 2019