El papa: Actos pequeños de bondad muestran mejor el amor de Dios

CIUDAD DEL VATICANO — Dios no muestra su amor con grandes discursos, sino con simples y tiernos actos de caridad, dijo el papa Francisco.

"Cuando Jesús quiere enseñarnos cómo debe ser la actitud cristiana nos dice pocas cosas", dijo el papa, pero se lo demuestra a la gente alimentando al hambriento y acogiendo al forastero.

Celebrando Misa en la capilla de la Casa Santa Marta el 8 de junio, para la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, el papa habló sobre el amor ilimitado de Cristo, "que supera todo conocimiento".

No es fácil de entender, él dijo, pero Dios expresa su amor infinito de maneras pequeñas y tiernas.

En la primera lectura del día el profeta Oseas dice que el Señor ama a su pueblo como a un niño, tomándolo en sus brazos, acercándolo, "cercano, como un padre", dijo el papa.

"Dios, ¿cómo manifiesta el amor? ¿Con cosas grandes? No: se empequeñece, se hace pequeño con esos gestos de ternura, de bondad", él dijo. Dios se inclina y se acerca.

Dios se hizo carne en Cristo rebajándose hasta la muerte, dijo el papa, lo cual ayuda a enseñarle a los cristianos el camino correcto que deben tomar.

"¿Qué dice(Jesús)? No dice 'pienso que Dios es así. He entendido el amor de Dios'. No, no. Redujo el amor de Dios", dijo el papa. Es decir, él expresó el amor de Dios concretamente a baja escala alimentando a alguien que tenía hambre, dándole de beber al sediento, visitando a un preso o a un enfermo.

"Las obras de misericordia son precisamente el camino de amor que Jesús nos enseña en continuidad con ese amor de Dios", él dijo.

Por lo tanto, no hay necesidad de grandes discursos sobre el amor, él dijo, pero hay necesidad de hombres y mujeres "que sepan hacer esas cosas pequeñas por Jesús, por el Padre".

Las obras de misericordia continúan ese amor, que se empequeñece, "llega a nosotros y nosotros lo llevamos adelante", dijo el papa Francisco.

© Arlington Catholic Herald 2018