Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

CLINIC, asociados quieren acabar con medida para solicitantes de asilo

First slide

WASHINGTON — Defensores de los inmigrantes pidieron al Departamento de Seguridad Nacional que anule la medida llamada "Permanezca en México" con la que Estados Unidos logra regresar a los inmigrantes que cruzan la frontera sur para esperar de sus audiencias en cortes estadounidenses.

La Red Legal Católica de Inmigración (CLINIC, por sus siglas en inglés) y el Proyecto Probono Dilley, expresaron el 6 de febrero en una carta a la secretaria de seguridad nacional, Kirstjen Nielsen, que los protocolos de protección al inmigrante (MPP, por sus siglas en inglés) desarrollados por la agencia federal infringen los derechos al debido proceso y el bienestar de los migrantes.

"El MPP representa una decisión unilateral del gobierno de Estados Unidos que amenaza con poner en peligro el significativo acceso a asilo y otras protecciones humanitarias bajo nuestras leyes de inmigración", según la carta.

La carta de 30 páginas incluye el testimonio de 10 familias describiendo la violencia que han experimentado en México, incluyendo violación, secuestros, golpes y exigencia de rescate. Las autoridades mexicanas han manifestado que no apoyan el programa, pero no impedirían los esfuerzos para devolver a los inmigrantes que cruzan la frontera.

CLINIC dijo que la carta incluye datos adicionales de encuestas realizadas a 500 mujeres detenidas en el Centro Residencial de Familias del Sur de Texas en Dilley, Texas, que detallan los peligros que los solicitantes de asilo enfrentan en México.

La investigación da a conocer que 90.3 por ciento de las personas que respondieron a las encuestadas dijeron que no se sentían seguras en México; 46 por ciento informó que ellas o sus niños sufrieron por lo menos un daño estando en México; y 38.1 por ciento dijeron que la policía mexicana los maltrató.

"La cuestión es sencilla, las ciudades fronterizas mexicanas no son lugares seguros para los solicitantes de asilo -- mucho menos para los vulnerables niños solos y familias -- que esperan por una audiencia en cortes de inmigración de Estados Unidos. La ley estadounidense ha adoptado el principio legal internacional de no devolución, el cual les exige a los gobiernos que no regresen a las personas a un país donde su vida o libertad serían amenazadas", según la carta.

"El MPP podría potencialmente afectar a miles de personas, incluyendo a muchos niños e individuos vulnerables", agregó.

El Proyecto Probono Dilley está conformado por el Concilio Estadounidense de Inmigración, la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración y CLINIC.

© Arlington Catholic Herald 2019