Declaración de Monseñor Michael Burbidge, Obispo de la Diócesis de Arlington, con motivo del Día Mundial de los Refugiados

First slide

El 20 de junio celebramos el Día Mundial de los Refugiados con una cordial bienvenida a todos los refugiados, asilados, titulares de visas especiales de inmigrantes y otros migrantes secundarios que se han visto forzados a escapar de la violencia o la indigencia imperantes en sus países de origen, y ofrecemos nuestras oraciones por todos ellos. Al concientizar al público sobre los recién llegados a nuestro país y a nuestra Diócesis, mantengámonos al lado de los refugiados y conmemoremos su valor, resistencia y perseverancia. Hay que acordarse siempre de tratar “al extranjero que resida con ustedes en su tierra como uno de sus compatriotas y amarlo como a sí mismos porque todos fuimos extranjeros en Egipto” (Levítico19:34).  

Únanse a nosotros para mostrar solidaridad con los refugiados al recordar que están aquí para huir de la discriminación, la violencia y la indigencia. Podemos extender el amor de Dios a estas personas al apoyar el trabajo de Caridades Católicas de la Diócesis de Arlington, cuya oficina de Servicios de Migración y Refugiados (CCDA MRS) ha logrado reasentar a más de 29.000 refugiados y les ha ayudado a encontrar trabajo y a integrarse a nuestras comunidades desde 1975.

© Arlington Catholic Herald 2018