Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Presidente de USCCB pide al país superar el racismo

First slide

WASHINGTON — Aunque Estados Unidos ha avanzado en el camino de abordar el racismo y la injusticia, aún queda mucho por lograr para lograr el sueño de "la comunidad amada" imaginada por el reverendo Martin Luther King Jr., dijo el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (por sus siglas en inglés).

En un comunicado emitido en Washington para conmemorar el feriado anual en honor al líder de los derechos civiles, que este año se celebra el 20 de enero, el arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles instó al país a superar las creencias racistas y las prácticas discriminatorias aún arraigadas.

"Hemos recorrido un largo camino en nuestro país, pero no hemos llegado lo suficientemente lejos", dijo el arzobispo Gómez en la declaración emitida el 16 de enero por la USCCB. "Demasiados corazones y mentes están nublados por presunciones racistas de privilegio y demasiadas injusticias en nuestra sociedad todavía están arraigadas en el racismo y la discriminación".

El arzobispo lamentó que "demasiados" jóvenes afroamericanos han sido asesinados en todo el país o "pasen sus mejores años tras las rejas".

Pidió a los ciudadanos que se comprometan nuevamente a garantizar que todas las personas tengan la misma oportunidad de superar lo que el reverendo King llamó "islas solitarias de pobreza".

Citando "brotes perturbadores de racismo y prejuicio", el arzobispo expresó su preocupación por el aumento de los ataques antisemitas, las manifestaciones de nacionalismo y nativismo, y la violencia contra los hispanos y otros inmigrantes.

"Tal intolerancia no es digna de una gran nación. Como católicos y estadounidenses, debemos rechazar toda forma de racismo y antisemitismo", dijo.

"El racismo es un pecado que niega la verdad sobre Dios y su creación, y es un escándalo que desfigura la belleza de la visión fundadora de Estados Unidos", continuó el comunicado. "En nuestra carta pastoral de 2018 sobre el racismo, mis hermanos obispos y yo declaramos: 'Lo que se necesita, y lo que estamos pidiendo, es una verdadera conversión de corazón, una conversión que obligue al cambio y la reforma de nuestras instituciones y sociedad'".

El arzobispo Gómez pidió al país a honrar la memoria del reverendo King al comprometerse a construir la "comunidad amada" que se imaginó el líder de los derechos civiles, "un (Estados Unidos) donde todos los hombres y mujeres son tratados como hijos de Dios, hechos a su imagen y dotados de dignidad, igualdad y derechos que nunca se pueden negar, sin importar el color de su piel, el idioma que hablan o el lugar donde nacieron".

© Arlington Catholic Herald 2020