Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Educación de los hijos

Hemos hablado sobre la situación de nuestra cultura y el impacto que esta teniendo en nuestras familias. Sabemos que es responsabilidad de los padres de cuidar no solo físicamente de sus hijos: proveyendo comida, ropa, y techo sino mas importante aun cuidar sus almas. Es decir, cuidar lo que forma sus mentes y almas. Hemos visto cómo la cultura no es neutral a nuestros valores católicos sino muchas veces a través de las escuelas, los medios y la tecnología activamente empujan antivalores que contradicen directamente nuestra fe, nuestros valores y hasta niegan nuestras verdades biológicas.

 

Frente a esta situación, no nos podemos quedar sólo en lamentos y dándonos golpes de pecho. Los cristianos siempre han sido personas de acción, personas que frente a la persecución no van con la corriente sino contra corriente. ¿Cuál fue la respuesta de los primeros cristianos cuando se encontraron que vivían en una cultura corrupta que iba en contra de sus valores? Crearon una nueva cultura.

 

¿Sabias que las universidades como instituciones comenzaron a existir en la época medieval? ¿Sabías que la Iglesia católica fue la fundadora de las instituciones educativas? ¿Sabias que las primeras escuelas fundadas en los Estados Unidos eran escuelas Católicas? Y seguramente así fue en nuestros países. La Iglesia siempre se ha interesado en la educación de los fieles, pero ha insistido que la educación de los hijos es responsabilidad de los padres. La Iglesia puede apoyar a los padres en su labor pero no les quita su responsabilidad.

 

Es muy común hoy en día encontrar a Padres que no saben lo que se les enseña a sus hijos en las escuelas. ¿Sabias que ahora cuando enseñan sobre la sexualidad humana hablan de “personas” embarazadas o “personas” con útero en vez de decir “mujeres embarazadas” o “mujeres con útero” porque una mujer que se identifica como hombre lo consideran un “hombre con útero”? Y es que no es una cuestión solo de palabras porque las palabras guardan el significado profundo de las cosas. Las palabras expresan lo que somos.

 

Ante la situación de las escuelas y los valores que allí se transmite es importante recordar lo que dijimos anteriormente: los padres son los primeros responsables en la educación de sus hijos. Un estudio reciente encontró que los padres solo pasan 54 minutos al día en tiempo calidad y conversación con sus hijos mientras que los hijos pasan un promedio de 7 horas al día en la escuela y casi la misma cantidad de tiempo usando aparatos electrónicos. La pregunta entonces es: ¿quién está educando a sus hijos?

 

Se que a muchos padres les intimida el sistema de las escuelas publicas, pero todas las escuelas tienen personas capacitadas que hablan español para ayudar a los padres de sus estudiantes. Si usted quiere saber que les están enseñando a nivel de sexualidad y formación humana (que en las escuelas publicas comienza en cuarto grado) usted tiene todo el derecho de pedir el currículo y hasta de sacarlo de esa clase si lo ve necesario. Es muy importante estar involucrado en la educación de los hijos no vaya a ser que usted los mande a la escuela para que se formen, pero mas bien se deformen.

 

No se olvide que, aunque usted no haya terminado la primaria o secundaria, usted todavía es el primer educador y formador de sus hijos. ¡Su experiencia de vida y sus valores valen muchísimo! Usted tiene todo el derecho y la responsabilidad de asegurar que cualquier institución publica o privada que esta educando a sus hijos lo estén haciendo según sus valores o al menos que no vayan en contra de sus valores. Dios les ha dado a sus hijos como un tesoro y solo los tendrán por un tiempo limitado. Asegúrese de hacer todo lo posible durante ese tiempo para que sus hijos tengan una educación según el corazón de Dios.

 

Briceño, una virgen consagrada, se dedica a la evangelización a través de su ministerio happyfeetministries.com.

 

© Arlington Catholic Herald 2019