Jornada de Ayuno y Oración por la Iglesia

First slide

En estos meses donde hemos visto el horror del pecado, el abuso, y escandalo dentro de la Iglesia quizás nos pase que no sepamos como reaccionar. En momentos de la historia de la Iglesia donde ha habido mucha turbulencia y pecado, Dios siempre ha elevado a los santos. Los santos no eran personas que nacieron perfectas. Los santos son los que se abrieron completamente a Dios y dejaron que Dios los usara. También los santos entendían que los horrores que ocurrían en la Iglesia se debían a la antigua y eterna lucha que tiene el diablo contra la Iglesia. Ha habido muchos santos que su arma mas poderosa contra el pecado fue la oración y el ayuno.

En el evangelio de Marcos hay un episodio curioso donde un hombre trae a su hijo a los discípulos de Jesús para que ellos le expulsen un espíritu inmundo que le estaba haciendo daño. Los discípulos trataron per no pudieron y llevan el joven a Jesús. Jesús ordena al espíritu inmundo que salga y el joven queda sanado. Luego al entrar en casa los discípulos le preguntaron a Jesús porque ellos no pudieron expulsar  al espíritu inmundo y Jesús le contesto que esa clase de demonio solo salía con oración y ayuno (Marcos 9:29).

Este nivel de pecado que estamos viendo requiere una respuesta radical de los fieles. Es una lucha espiritual que solo podremos ganar con la gracia de Dios y con la oración y el ayuno. Así que les propongo que se unan a la jornada. La jornada de oración y ayuno comenzará el 14 de septiembre (Fiesta de la Exaltación de la Cruz) y concluirá el 7 de octubre (Fiesta del la Virgen del Rosario). Esta jornada incluirá elementos espirituales y de sacrificio. No se preocupe si usted no comenzó el primer día, uñase cuando pueda.

Esta jornada tiene 3 intenciones. Primero: por la conversión y purificación de la Iglesia. Esto quiere decir de todos los miembros de la Iglesia desde los diáconos, sacerdotes, consagradas, obispos, papa, tu y yo. Todos somos pecadores y todos necesitamos conversión y purificación. Segundo, en reparación por los pecados y finalmente por la sanación y por la justicia de las victimas de abuso. En el ámbito espiritual estaremos ofreciendo un rosario diario por estas tres intenciones y los viernes haremos el sacrificio de despertarnos a las 3 am para rezar la Coronilla de la Divina Misericordia. El domingo 7 de octubre, día que concluye la jornada, asistiremos a la Misa en nuestras parroquias para ofrecerle estos sacrificios y oraciones a Dios. En el ámbito de sacrificio haremos un ayuno donde no comeremos nada de carne, pollo, pescado, cerdo o ningún animal mientras dure la jornada. Tampoco tomaremos ninguna bebida alcohólica, sodas o bebidas dulces, ni le pondremos azúcar al café o al te. Si usted necesita comer algún producto animal como el huevo, leche, yogurt o queso lo puede hacer, pero de no ser así lo puedes excluir completamente. Se que para muchos suena un poco radical, pero en tiempos tan difíciles como estos es necesario que nos neguemos a nosotros mismos para pedir por la Iglesia y por las víctimas de abuso. Hemos creado un grupo en Facebook para unirnos durante esta jornada: bit.ly/ayunoyoracion

Obviamente no es necesario que usted haga esta jornada en concreto, pero si es importante que ofrezca oración y ayuno en reparación por los pecados y por las victimas de abuso. Orezca algo por mas pequeño que sea. Haga una resolución concreta de oración diaria y elija un sacrificio en concreto y ofrécelo a Dios. Todo se lo ponemos en manos de Dios para que el use nuestras oraciones y sacrificios para el bien de su Iglesia.

Briceño, una virgen consagrada, se dedica a la evangelización a través de su ministerio happyfeetministries.com.

© Arlington Catholic Herald 2018