Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Con Dios siempre hay esperanza

First slide

Poco a poco hemos estado viendo una gran apertura tanto en el comercio, los trabajos, los restaurantes las playas y sobretodo en nuestras Iglesias.

Hay mucho entusiasmo por parte de nuestras parroquias que se han sentido acogidos y de la misma manera Bienvenidos.

Para nuestra comunidad Hispana Catolica es un momento de darle gracias a Dios por que la mayoria de las familias se encuentran sanas y con trabajo.

No podemos desconocer que no todo esta dentro la normalidad para nuestras familias, se encuentran todavia en estado de temor, ansiedad e incertidumbre. Son momentos muy dificiles pero desde nuestra Fe y oración nos ha ayudado mucho a vencer estos miedos que nos traido esta pandemia.

Para las Iglesias y que nos ha traido esta pandemia en especial nuestra Diocesis de Arlington ha estado con los mas necesitados con los enfermos y las familias inmigrantes y lo hemos visto en la asistencia y ayuda espiritual, en la repartición de los alimentos y pago de la renta.

En I de Samuel 30 David enfrentó una situación imposible. Un ejercito enemigo habia asaltado su campamento mientras estaban en la batalla y habian tomado cautivos a sus esposas e hijos.

Las posibilidades de encontrar a sus familias que habian sido raptadas eran escasas y las probabilidades de ganar la lucha contra el gran ejercito que los habia capturado, eran incluso mas complicadas.

Aunque David estaba increiblemente angustiado, se fortaleció en el Señor. El busco a Dios para saber lo que debia hacer y el le aseguró: Persiguelos, porque seguramente los alcazareis y sin falta recuperareis todo”.

Aunque estaban increiblemente exhaustos, David y su ejercito partieron a buscar a sus familias. En el camino, se encontrarón con un hombre que estaba muriendo de hambre y de sed. Teniendo piedad de el, David le dio comida y agua solo para descubrir que se habia eencontrado con una increible “coincidencia”. El hombre habia sido un esclavo del mismo enemigo que habia asaltado el campamento Israeli. Una vez que recuperó su fuerza, el esclavo condujo a David directamente al ejercito enemigo.

Por eso en este tiempo de pandemia es importante confiar, orar y aferrarse mas a Dios. Cuando usted enfrenta algo que parece imposible tenemos que estar seguros que solo en Jesus nos podemos refugiar y salir Adelante. Dios hará lo que usted no puede.

Dios pelea por ti tu solo tienes que confiar ser obediente, cuidarte y cuidar a los demas. Dios cada dia está trabajando dentro de cada uno de nosotros y alrededor para hacer posible lo imposible. El Covid no nos matará quien nos acabará sera la falta de Fe y de oración.

Padre Hoyos es el director diocesano del Apostolado Hispano.

© Arlington Catholic Herald 2020