Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Fallece obispo Raymundo Peña, defensor de los derechos de inmigrantes

First slide

SAN JUAN, Texas — El Obispo Raymundo J. Peña, obispo emérito de Brownsville, defensor de los derechos de los inmigrantes y quien se opuso al muro fronterizo a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, murió el 24 de septiembre a la edad de 87 años.

El Obispo Peña falleció en el Hogar de Ancianos San Juan, en los predios de la Basílica de Nuestra Señora de San Juan del Valle-Santuario Nacional en San Juan, Texas.

El 30 de septiembre se llevó a cabo la misa del funeral en la basílica.

"Damos gracias a Dios por su servicio a la diócesis y rezamos por el descanso de su alma. Que Dios le recompense por sus labores", dijo el Obispo de Brownsville Daniel E. Flores, en un comunicado.

"Durante su tiempo como pastor del pueblo del Valle del Río Grande vivió su lema, ‘Haz todo con amor', tomado de 1 Corintios 16:14", dijo el Obispo Flores, quien sucedió al difunto obispo cuando se jubiló en 2009.

Comentó que el Obispo Peña siguió desempeñando un papel activo en la diócesis durante su jubilación. Incluso, participó en la ordenación de un diácono transitorio el 21 de agosto en la Catedral de la Inmaculada Concepción en Brownsville.

"Para mí, fue un ejemplo de servicio incansable a la iglesia y un consejero de confianza. Todos le echaremos de menos", añadió Monseñor Flores.

El Obispo Peña nació el 19 de febrero de 1934 en Robstown, Texas, y fue ordenado sacerdote en 1957 en la Diócesis de Corpus Christi, Texas. Sirvió 19 años como sacerdote en la diócesis, que incluía el Valle del Río Grande hasta que se creó la Diócesis de Brownsville en 1965.

Monseñor Peña fue uno de los obispos más jóvenes del país cuando San Juan Pablo II le nombró en 1976, a los 42 años, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de San Antonio. Cuatro años después fue nombrado obispo de la Diócesis de El Paso, Texas, y sirvió a la iglesia allí hasta ser instalado en Brownsville en 1995.

Al enterarse del fallecimiento, el Obispo de El Paso Monseñor Mark J. Seitz ofreció oraciones por el obispo fallecido y su familia. "Rezamos para que mientras hace la transición a su hogar con nuestro Padre celestial, pueda interceder por nosotros, y por todos los fieles a los que sirvió durante su ministerio en la tierra", dijo Monseñor Seitz en un comunicado.

En El Paso, el Obispo Peña fundó el Instituto Tepeyac en 1988 como un centro de formación para laicos. Además, fundó en 1991 el periódico diocesano "The Rio Grande Catholic" y también inició la colecta llamada "Progress Ministry Appeal" para ayudar a financiar los ministerios diocesanos que sirven a la diócesis.

En un comunicado, la diócesis dijo que el Obispo Peña fue un fuerte defensor de los derechos de los inmigrantes a lo largo de la frontera y un crítico de los planes del presidente Bill Clinton de construir un muro fronterizo en El Paso en la década de 1990.

Monseñor Peña dirigió la Diócesis de Brownsville durante 14 años hasta que se jubiló en el 2009 a los 75 años, edad en la que el derecho canónico requiere que un obispo renuncie.

En Brownsville, monseñor trabajó para aumentar las vocaciones al sacerdocio. Al momento de su jubilación, había ordenado a casi la mitad de los sacerdotes diocesanos y casi triplicado el número de seminaristas.

Creó el Instituto Ministerial San Juan Diego en San Juan, Texas, para formar a futuros diáconos permanentes y ministros eclesiales laicos. También, abrió una oficina diocesana de inmigración en San Juan.

Además, el Obispo Peña incluyó a mujeres en puestos de liderazgo en la diócesis y en entidades relacionadas con la diócesis.

© Arlington Catholic Herald 2021