Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

La fe no es una relación comercial con Dios, dice el Papa en el Ángelus

First slide

CIUDAD DEL VATICANO — La gente se debería preguntar si su fe se ha convertido en una "relación comercial" con Dios o si es una relación basada en la libertad, el amor y la generosidad, dijo el Papa Francisco.

La fe, dijo, "no es un rito frío y mecánico," un "quid pro quo" en el que la gente debe hacer algo para obtener algo a cambio.

La gente se debe preguntar: “¿Qué es la fe para mí? Si es principalmente un deber o una moneda de cambio, estamos muy mal encaminados, porque la salvación es un don y no un deber; es gratuita y no se puede comprar", dijo el Papa, hablando a los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro en su discurso del Ángelus del 10 de octubre.

El Papa ha reflexionado sobre el Evangelio del día en el que Jesús va de camino y se encuentra con un hombre que le pregunta: "¿Qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?"

El Papa dijo que los verbos que el hombre usa, "he de hacer" y "para tener", muestra que ve la creencia religiosa como "una obligación, algo que hacer para obtener algo a cambio; hago algo para conseguir lo que necesito. Pero esta es una relación comercial con Dios, un "quid pro quo".

El joven rico le dice a Jesús que ha observado los mandamientos desde pequeño, pero Jesús, "fijando en él su mirada, le amó", y le ofreció "el verdadero rostro de Dios", dijo el Papa.

"Aquí es donde nace y renace la fe: no de un deber, no de algo que hay que hacer o pagar, sino de una mirada de amor que ha de ser acogida. De este modo, la vida cristiana resulta hermosa, si no se basa en nuestras capacidades y nuestros proyectos, sino que se basa en la mirada de Dios", dijo.

Jesús le invita entonces a dar el siguiente paso, ya que aún le falta algo — dar gratis, dijo el Papa.

Jesús le dice, "Vete, vende lo que tienes y dáselo a los pobres", y luego "ven y sígueme"; sin embargo, el hombre se marchó triste a pesar de que Jesús le había mirado con amor, dijo.

El Papa dijo, "A menudo hacemos lo mínimo indispensable, mientras que Jesús nos invita a hacer lo máximo posible. ¡Cuántas veces nos conformamos con los deberes —los preceptos, alguna oración y muchas cosas así—, mientras Dios, que nos da la vida!", nos pide pasión a cambio.

Jesús muestra la necesidad de pasar de un sentimiento del deber a una actitud de amor y donación gratuitas, dijo.

Los "no" de los Diez Mandamientos llevan a la acción positiva de "vete, vende, da y sígueme", dijo. "La fe no puede limitarse a los noes, porque la vida cristiana es un sí, un sí de amor".

"Una fe sin don, sin gratuidad, sin obras de caridad al final nos entristece", dijo el Papa.

Si la gente siente que su fe está "cansada" o quieren "revigorizarla" dijo, "busca la mirada de Dios: ponte en adoración, déjate perdonar en la Confesión, párate ante el Crucifijo. En definitiva, déjate amar por Él".

This story also appears in English.

© Arlington Catholic Herald 2021