Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Papa: Conocer realmente a Jesús debería llevar al asombro

First slide

CIUDAD DEL VATICANO — Rezando la oración del Ángelus el 4 de julio con personas en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco dio su reflexión habitual sobre la lectura del Evangelio del día y anunció un viaje en septiembre a Hungría y Eslovaquia, pero no mencionó que estaba a punto de ir al hospital en rumbo a una cirugía.

Terminó su discurso del mediodía con su habitual "por favor, no se olviden de orar por mí", pero no dijo nada sobre ir al hospital Gemelli de Roma para la operación de su colon.

En cambio, su charla se enfocó en la historia del Evangelio de san Marcos, que relata el momento en que Jesús enseñaba en la sinagoga de Nazaret y la gente local estaba asombrada porque pensaban que lo conocían; era simplemente el hijo del carpintero.

"Ellos conocen a Jesús, pero no lo reconocen", dijo. "Hay diferencia entre conocer y reconocer".

La gente lo hace todo el tiempo, dijo. Pueden saber cosas sobre alguien, encontrarse con él de vez en cuando y formar una opinión.

Pero ese conocimiento ordinario y "superficial" tiene poco que ver con el reconocimiento de la singularidad de una persona. "Todos corremos este riesgo: creemos que sabemos mucho sobre una persona, peor aún, usamos etiquetas y cerramos a la persona dentro de nuestros propios prejuicios", dijo.

La gente corre el mismo riesgo con Dios, dijo el papa Francisco.

Sabiendo mucho de Jesús, piensan que "basta con repetir las mismas cosas de siempre", dijo. Pero "esto no basta con Dios. Pero sin apertura a la novedad y, sobre todo —escuchad bien— apertura a las sorpresas de Dios, sin asombro, la fe se convierte en una letanía cansada que lentamente se apaga y se convierte en una costumbre, una costumbre social".

Una de esas sorpresas, un hecho que ha escandalizado y escandaliza a la gente, es la "encarnación de Dios, su concreción, su 'cotidianidad' ", como ser humano, dijo el papa.

"Dios se ha hecho concreto en un hombre, Jesús de Nazaret, se ha hecho compañero de camino, se ha hecho uno de nosotros", dijo.

"'Tú eres uno de nosotros': decirlo a Jesús, ¡es una bonita oración!" Dijo. "Y porque es uno de nosotros nos entiende, nos acompaña, nos perdona, nos ama mucho".

A veces, dijo el papa, la gente busca "un dios abstracto, distante, que no se entromete en las situaciones y que acepta una fe lejana de la vida, de los problemas, de la sociedad. O nos gusta creer en un dios 'de efectos especiales' que hace solo cosas excepcionales y da siempre grandes emociones".

"Sin embargo, queridos hermanos y hermanas, Dios se ha encarnado: Dios es humilde, Dios es tierno, Dios está escondido, se hace cercano a nosotros habitando la normalidad de nuestra vida cotidiana", dijo.

© Arlington Catholic Herald 2021