Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Tras misa en Roma, Biden habla de su admiración por el Papa

First slide

ROMA — El Papa Francisco "es un hombre que tiene una gran empatía. Es un hombre que entiende que parte de su cristianismo es extender la mano y perdonar", dijo el Presidente de Estados Unidos Joe Biden a periodistas en Roma el 31 de octubre.

Al margen de la cumbre del G-20 en Roma, a Biden se le preguntó repetidamente sobre su fe y su encuentro con el Papa Francisco.

En vez de ir a un evento cultural planeado para los jefes de estado el 30 de octubre, Biden prefirió ir a misa en la iglesia San Patricio, sede oficial de la comunidad católica estadounidense en Roma. Un reportero de la agencia de noticias The Associated Press que asistió a la misa dijo que el presidente comulgó.

La parroquia, ubicada al otro lado de la calle de la Embajada de los Estados Unidos en Italia, cuenta con sacerdotes paulistas. El Padre Paulista Joe Ciccone fue el principal celebrante y homilista; el Padre Paulista Steven J. Petroff, pastor, concelebró y le dio la comunión a Biden. También concelebró el Padre Paulista Matthew Berrios.

Más tarde, en una publicación en la página de Facebook de la parroquia, el Padre Petroff dijo que los tres sacerdotes "tuvieron el honor de dar la bienvenida al presidente y la primera dama en nombre de la comunidad católica estadounidense de San Patricio en Roma y los Padres Paulistas. ¡Todos son bienvenidos!"

Antes de salir de Roma, Biden también fue a misa el 1 de noviembre en la residencia del embajador de Estados Unidos en Italia. El Padre Jesuita David McCallum, director ejecutivo del Programa de Liderazgo Discerniente de los Jesuitas en Roma, dijo que celebró la misa matutina para la fiesta de Todos los Santos. También publicó fotos en su página de Facebook.

Algunos católicos, incluidos algunos obispos estadounidenses, han argumentado que Biden, quien asiste regularmente a misa, no debería recibir comunión debido a su apoyo a la legalización del aborto, lo que claramente contradice las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el carácter sagrado de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Varias horas después de reunirse con el Papa Francisco el 29 de octubre, se le preguntó a Biden si el aborto era uno de los temas de su reunión con el Papa. Biden respondió: "Acabamos de hablar sobre el hecho de que estaba feliz de que yo fuera un buen católico, y debería seguir recibiendo la comunión".

El Vaticano no comentó sobre lo que Biden dijo, sólo que fue una conversación "privada".

La última pregunta en la conferencia de prensa de Biden el 31 de octubre, al final de la cumbre del G-20, fue si lo que dijo que había dicho el Papa Francisco debería "poner fin" a la discusión sobre su mérito para recibir la Eucaristía.

Biden respondió: "Mira, mucho de esto es personal".

En lugar de abordar la cuestión de la comunión directamente, el presidente habló de su admiración por el Papa Francisco y, en particular, por cómo el Papa "brindó un gran consuelo" para él y su familia cuando su hijo, Beau Biden, murió de cáncer en el 2015.

"Siempre ha habido este debate en la Iglesia Católica, que se remonta al Papa Juan XXIII, que habla de cómo nos acercamos y abrazamos a las personas con diferencias", dijo Biden. "Si te fijas en lo que dijo el Papa cuando se le preguntó, cuando recientemente había sido elegido Papa, y viajaba con la prensa y le dijeron: '¿Cuál es su posición sobre la homosexualidad?' Él dijo: '¿Quién soy yo para juzgar?'"

"Este es un hombre que tiene una gran empatía. Es un hombre que entiende que parte de su cristianismo es extender la mano y perdonar", dijo Biden. "Y entonces, encuentro que mi relación con él es una en la que personalmente siento un gran consuelo; él es un hombre realmente, verdaderamente genuino y decente".

El presidente dijo que cuando ganó las elecciones en 2020, el Papa Francisco le llamó por teléfono "para decirme cuánto apreciaba el hecho de que yo me concentraría en los pobres y en las necesidades de las personas que están en problemas".

Aunque dijo que no habló mucho más sobre su conversación con el Papa "porque gran parte de esto es personal", Biden dijo que el Papa Francisco encarna "todo lo que aprendí sobre el catolicismo desde que era un niño en la escuela primaria, hasta la secundaria. Y tengo un gran respeto por las personas que tienen otros puntos de vista religiosos, pero él es un hombre excelente, decente y honorable, y nos mantenemos en contacto".

© Arlington Catholic Herald 2021