Carta de Pascua

First slide

Amados hermanos y hermanas en Cristo:

¡Que el triunfo de Nuestro Salvador llene sus corazones de paz, alegría y esperanza en este sagrado día y siempre!

La Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo manifiesta su victoria salvadora sobre los poderes del pecado y de la muerte. Este hecho sagrado llenó a los Apóstoles de nueva vida y gracia, que les dieron esperanza después de experimentar profundo temor durante su Crucifixión. Uno por uno, los Apóstoles propagaron el mensaje de este maravilloso misterio para que otros pudieran experimentar libertad por su gracia salvadora, y alegría y consuelo por su promesa de vida eterna.

Como discípulos de Jesús, una vez más somos renovados en la esperanza que nos trae el triunfo de Cristo. Él nos recuerda la nueva vida de gracia que hemos recibido y que ni las tinieblas ni la desesperación podrán superarla. Nos asegura que todos los sufrimientos unidos al Suyo nos llevarán a la gloria y que ni siquiera la muerte podrá derrotarnos. Propaguemos esta Buena Nueva con nuestro compromiso de vivir nuestra fe con fidelidad y constancia y demostrar compasión por los demás, particularmente por los más necesitados.

Pido que ustedes y sus familias reciban abundantes bendiciones del Señor durante este sagrado tiempo pascual y siempre. Por intercesión de la Virgen María, nuestra Madre, que permanezcan en la nueva vida que compartimos en Nuestro Señor Resucitado, ahora y siempre.

Sinceramente en Cristo,

Monseñor Michael F. Burbidge

Obispo de la Diócesis de Arlington

© Arlington Catholic Herald 2018