Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Diácono-médico: todos pueden ayudar a limitar propagación del coronavirus

First slide

PROVIDENCE, R.I. — Aunque el coronavirus ha creado una gran conmoción en las rutinas diarias de personas de todo el mundo, hay modos de minimizar la difusión de la enfermedad, dijo un médico que también sirve como diácono en la diócesis de Providence.

El doctor Timothy P. Flanigan, profesor de medicina en la Escuela de Medicina Alpert, de la Universidad Brown, y doctor en la División de Enfermedades Contagiosas en los Hospitales Miriam y Rhode Island, dijo que lavarse las manos frecuentemente y distanciarse socialmente puede minimizar el contagio del virus, también conocido como COVID-19.

También pidió a la gente tomar precauciones al asistir a la Misa dominical. Una práctica, mientras que el coronavirus lleve su proceso, es que los feligreses estén separados al menos una yarda en las bancas de la iglesia. Las personas que tienen cualquier enfermedad deberían quedarse en casa.

El Rhode Island Catholic, periódico de la diócesis de Providence, entrevistó recientemente al diácono Flanigan sobre prácticas seguras que la gente puede adoptar dondequiera que esté y no sólo en la iglesia. Las respuestas del diácono Flanigan se han editadas para mayor claridad:  

P: Comparado con los diversos tipos de gripe que se ven anualmente, y otros tipos de enfermedades infecciosas que usted ha tratado, cómo se compara COVID-19 para usted como especialista de enfermedades infecciosas.

R: Este nuevo coronavirus, o COVID-19, está aquí en muchas comunidades en Estados Unidos y tenemos varios casos identificados en Rhode Island relacionados a su transmisión aquí en este país. Nos hemos enfrentado a serias amenazas como ésta anteriormente. Sabemos cómo se transmite este virus. Y todos podemos jugar un papel importante en disminuir su difusión.

Este nuevo coronavirus se contagia como cualquier otro virus respiratorio, incluyendo la gripe. Cuando una persona resulta infectada, estornuda o tose y entonces esas gotitas caen en las manos, y luego damos la mano a otras personas que luego se tocan la boca o la nariz. Este virus se está adaptando para poder entrar a través de las membranas mucosas. No entra por la piel intacta.

Ya anteriormente han ocurrido brotes de virus respiratorios. Pero esta epidemia viral, desgraciadamente, es una trotamundos y se difunde mucho más rápidamente porque somos una comunidad global. Superaremos esto, pero necesitamos apoyarnos unos a otros más.

flanagan web 3A menudo se entra en el juego de la culpabilidad. Todos quieren saber quién tiene la culpa. Esto es un error. Estos virus son muy listos y nos pueden engañar muy rápidamente. La buena noticia es que tenemos nuestro sistema inmunológico y superaremos esto, aunque se causará un caos, interrupciones y sufrimiento significativos para quienes se enfermen y para sus familiares. Ahora es el momento de olvidar nuestras diferencias y ayudarnos unos a otros con una sonrisa, pero no con un apretón de manos.  

P: ¿Qué consejos para la prevención ha compartido usted con los miembros de su propia familia y otros para permanecer sanos durante el ataque de este virus reciente?

R: Todos podemos jugar un papel clave en prevenir el contagio del coronavirus nuevo y otras infecciones respiratorias. Si usted tiene una infección respiratoria con estornudos, tos, y posiblemente fiebre, quédese en casa hasta que se encuentre mejor. Si los miembros de la familia o amigos están enfermos con una afección respiratoria, manténgase a la distancia, es decir, al menos un metro de lejos, pero, aun así, los puede visitar desde la distancia, llevarles comida y animarlos y ayudarlos. Tenemos que renunciar a los apretones de manos, abrazos, besos en la mejilla y otros signos de afecto. En su lugar, tenemos que adaptarnos y sonreír todavía más.

P: ¿Qué palabras de seguridad tiene para la comunidad que está viendo lo que ocurre en las noticias, en relación a las cuarentenas y hospitalizaciones y temen ser los siguientes en enfermarse? ¿Qué deberían hacer para mantenerse sanos?

R: Es fácil ponerse nervioso y paranoico sobre las superficies. ¿Cómo sabes que no te puedes enfermar por tocar la banca cuando estás en la iglesia? La gran mayoría de las infecciones se pasan de persona a persona, y no por el contacto. Es verdad que, si estornudas o toses sobre una superficie, e inmediatamente la tocas, y luego le das la mano a alguien, puedes acelerar el contagio.

Tenemos suerte de poder confiar en los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Han trabajado incansablemente en esto. El trabajo que realizan y la información que proporcionan es más confiable que cualquier otra cosa que te puedas encontrar en otro lugar. Yo tengo una confianza total. La gente no debería dudar in chequear con ellos por internet en CDC.gov.

Las comunidades escolares son lugares ideales para practicar la distancia social, higiene de la tos y el cambio en prácticas cotidianas que ayudan a frenar el contagio de infecciones respiratorias. Este virus no causa tanta enfermedad en los niños y gente más joven. Eso anima mucho, El otro lado de la moneda es que los mayores, y particularmente los mayores de 75 años, tienen un riesgo más grande de infección severa y de ponerse muy enfermos.

P: ¿Deberían evitarse las grandes reuniones, como las misas de fin de semana concretamente, si se identifican localmente casos más positivos? ¿Cuál es la mejor manera para que los fieles continúen recibiendo los sacramentos?  

R: El mantener nuestras iglesias y escuelas abiertas es una prioridad. La vida debe seguir, Tenemos que mantener la calma y seguir adelante. Todos jugamos papeles importantes en nuestras familias, nuestras comunidades y nuestro trabajo. Podemos ir a Misa de manera segura. Una manera de frenar el contagio de la epidemia es no ir a lugares donde se concentran muchedumbres donde la gente está muy cerca una de otra en un lugar cerrado. Este no es el caso de nuestras iglesias. Lo que veo todos los domingos es que el centro de las bancas está vacío. Hay suficiente espacio para que todos asistamos a Misa y guardemos una distancia razonable. No debemos dar la mano durante el signo de paz, pero podemos ofrecernos una gran sonrisa. Siéntanse libres de hacer un gesto con la mano. Este es buen momento de renunciar a recibir la Comunión del cáliz. Podemos persignarnos cuando entramos y salimos de la iglesia sin tener que meter nuestro dedo en el agua bendita que comparte todo el mundo.

P: ¿Qué papel debe jugar la fe en ayudar a la gente a mantenerse enfocada y sana y minimizar el temor y el nerviosismo durante estos tiempos? ¿Cómo le ayuda a usted la fe a enfrentar los desafíos que se le presentan como profesional médico?

R: Muchos de nosotros nos sentimos solos. No tenemos familia cercana o amigos. Cuando nos sentimos abrumados por los desafíos de COVID-19, debemos pasar unos minutos en silencio y darnos cuenta de que Jesús está con nosotros. Estuvo solo al sufrir su muerte en la cruz, excepto por María y Juan que estaban a su lado. Jesús sufrió para que nosotros nunca estemos solos en nuestro sufrimiento. Él carga nuestra cruz por nosotros. Cuando nos sentimos tentados a renunciar y abrumados por el temor, deberíamos mirar al rostro de Jesús y ponernos en sus manos. Él nos ayudará a seguir adelante cuando nosotros sentimos que no podemos.

 

© Arlington Catholic Herald 2020