Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Fortaleza en Debilidad

"Te basta mi gracia, porque mi poder se manifiesta en la debilidad" (2 Cor 12,9).

Es un poco extraño pensar que Dios puede trabajar en las debilidades. No creemos que las debilidades sean un instrumento que Dios usa para su gloria. Aprendí esa lección este verano.

Este verano estuve en Guatemala para inmersión de español, con otros catorce seminaristas. Mi experiencia tenía muchas dificultades: por primera vez en un país nuevo, aprendiendo una lengua nueva, y estaba cansado todos los días.

A la mitad de nuestra inmersión, me sentí frustrado con mi comprensión del español. Durante la misa, mientras escuchaba las lecturas, me sentí un poco triste porque no comprendía las lecturas. Pero, en la segunda lectura, escuché que Dios dijo a San Pablo "Te basta mi gracia, porque mi poder se manifiesta en la debilidad". Estas palabras me ayudaron, y pude ver que esto es verdad con las personas aquí en Guatemala.

Vi el poder de Dios trabajar por las dificultades en las vidas de estas personas. Cuando nos sentimos insuficientes en nuestras dificultades, nos damos cuenta de que necesitamos un Salvador, y todas las cosas son por la gracia de Dios. Aunque las personas aquí pasan muchas dificultades, son muy fuertes y felices, porque tienen el poder de Dios.

Aprender español me enseño que este trabajo no es mi trabajo, sino el trabajo de Dios. Yo, simplemente, soy un instrumento. Después de esta experiencia me sentí más en paz y sé que Dios puede trabajar en cualquier cosa, especialmente en las debilidades.

Poczatek, seminarista de la parroquia Santa Elizabeth Ann Seton, cursa su tercer año de teología en el seminario San Carlos Borromeo en Wynnewood, Pa.

© Arlington Catholic Herald 2021