Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

La cosecha es abundante, incluso en español

First slide

Cada verano, algunos de nuestros seminaristas van a la ciudad de Antigua, Guatemala para aprender español. Este verano, Jonathan Fiormonte, Jonathan Smith, y yo estamos recibiendo esta oportunidad.  Esta experiencia es muy importante para nosotros, porque sabemos la necesidad en nuestra diócesis. En pocas palabras, estamos emocionados por ser nuevos sacerdotes para la comunidad Hispana.

Además de nuestras clases, las cuales son por cinco horas diarias con una maestra individual por alumno, estamos experimentando y conociendo parte de la cultura Hispana. La devoción a la Eucaristía y al sufrimiento de Nuestro Señor Jesucristo han sido muy impactantes. Hemos tenido la oportunidad de ir a Esquipulas, Santiago, Atitlán, y a otros lugares religiosos. Pero tal vez la parte más importante ha sido hablar con todas las personas sobre su forma de vida, la gente de aquí es increíblemente generosa y hospitalaria.

Gracias a Dios que mi deseo por ser un sacerdote ha crecido mucho este verano. Jesús dijo (y dice ahora) que la mies es mucha, pero los obreros pocos. Conversando con las personas de Antigua, he conocido la difícil situación económica y la falta de trabajo, y viene a mi mente el gran trabajo que tengo frente a mí — si Dios lo quiere. Entonces, soy más consciente de que, bendecido con cada palabra y frase, podré hacer el trabajo de mi Padre. Cuando el Papa Francisco nos visitó a mis compañeros de clase y a mí en el seminario, nos dijo que, si nos convertíamos en sacerdotes, íbamos a estar muy cansados por el trabajo, ¡tan cansados que no necesitaríamos tomar pastillas para dormir! Estoy muy entusiasmado por ser tu sacerdote y finalmente empezar el trabajo que Dios tiene para mí.

Y si estás considerando que Él Señor está llamándote para ser un sacerdote, yo espero que tú lo escuches. Hay mucho trabajo, pero muchas manos hacen un trabajo ligero; y en el caso de los sacerdotes, ¡sus manos son Suyas! ¡Vamos Jesús! ¡Vamos a aprender más palabras y expresiones en español!

 Heisler, de la parroquia San Juan el Bautista en Front Royal, ingresara a su tercer año de teología en el Seminario San Carlos Borromeo en Wynnewood, Pensilvania. 

Nota del editor: Heisler escribió este artículo en español durante sus estudios de idiomas.

© Arlington Catholic Herald 2019