Our website is made possible by displaying online ads to our visitors.
Please consider supporting us by whitelisting our site.

Virginianos marchan por la vida en Richmond

First slide
First slide
First slide
First slide
First slide
First slide
First slide
Previous Next

Alrededor de 1.500 personas pro-vida de toda la mancomunidad se reunieron en el Capitolio del Estado de Virginia por la marcha anual por la vida el 17 de septiembre. Los asistentes lucían camisetas pro-vida y portaban carteles caseros que proclamaban la bondad de la vida e instaban a la protección de los no nacidos. La multitud escuchó a oradores antes de marchar por las calles de la capital.

Los oradores alentaron a los asistentes a votar por candidatos pro-vida en las elecciones estatales del 2 de noviembre, y a involucrarse en el movimiento pro-vida. En el norte de Virginia, se está llevando a cabo una campaña de 40 días por la vida desde el 22 de septiembre hasta el 31 de octubre en la clínica de abortos en Falls Church. El Obispo Michael F. Burbidge celebrará una Misa en Honor al Mes del Respeto por la Vida el 10 de octubre en la Iglesia San Timoteo en Chantilly. La Oficina Diocesana de Respeto a la Vida y otros grupos están planeando celebrar un día de defensa pro-vida en Richmond una vez que la legislatura esté en sesión.

Personas de todas las edades asistieron a la marcha, incluida Chloe Davies, estudiante de decimosegundo grado de la Escuela Secundaria Católica Saint John Paul the Great en Potomac Shores, quien asistió con 20 miembros del club Lifesavers Pro-Life de la escuela. En el pasado, el club ha visitado hogares de ancianos, recaudado dinero para un refugio de mujeres y ha realizado manifestaciones, como un día de silencio por los nonatos. Caminar por la escuela sin poder hablar fue para ella un poderoso recordatorio de la cantidad de vidas perdidas a causa del aborto, pero también de lo agradecida que estaba por su propia vida.

“Hoy no estaría aquí si el aborto hubiese sido legal cuando nació mi madre,” dijo, y señaló que su madre fue puesta en adopción el año antes que se decidiera Roe v. Wade. “Me hizo pensar en cómo si ella no estuviese aquí, yo no estaría aquí, estoy muy agradecida”.

Mark James, feligrés de la Iglesia Católica Todos los Santos en Manassas, vino con otros Caballeros de Colón para formar la marcha. Su madre, Sylvia, es su inspiración pro-vida. “Ella quedó embarazada de mí cuando tenía 15 años. Recibió mucha presión para abortarme y obviamente no lo hizo. No iba a permitir que nada le pasara a su bebé”, dijo. “Tengo cinco hijos hermosos que no estarían aquí si no fuese por esa elección. ¿Qué más podemos agregar a este mundo que sea más grande que la vida? ¿Qué mayor bendición de Dios que traer vida?"

En la manifestación, legisladores estatales, incluida la Del. Emily Brewer, republicana de Suffolk, compartieron por qué apoyan la causa pro-vida. “Estoy aquí tan agradecida de todos y cada uno de ustedes. Fui adoptada y soy sinceramente afortunada de estar aquí”, dijo. “Mientras me siente en esta cámara, defenderé todos los días a los indefensos y a quienes no tienen voz”.

Del. John McGuire, republicano por Goochland, dijo que a menudo usa un calcetín de bebé prendido a su solapa para indicar su apoyo a la protección del nonato. “Nuestro más preciado, nuestro más vulnerable debe ser protegido a toda costa”, dijo. “Mi padre y mi madre tenían problemas de abuso de alcohol y sustancias, me abandonaron y terminé en hogares de acogida. Algunos de estos hogares tenían religión y otros no, pero aquellas lecciones de la escuela dominical se quedaron conmigo de por vida. Dios siempre tiene la última palabra. Mantén la fe. Junos protegeremos la vida”.

En el 2020, varias leyes pro-vida fueron revocadas en Virginia. Ahora, personas que no son médicos pueden realizar abortos, las mujeres embrazadas no tienen derecho a ver sus ecografías y no hay un período de espera de 24 horas, entre otros cambios. Pero todavía hay muchas esperanzas para evoluciones positivas pro-vida, dijo Victoria Cobb, presidenta de Family Foundation, una de las organizadoras de la marcha.

“Creo que hay muchos pro-vida que sienten que estamos en el punto de inflexión”, dijo. “Queremos darle la vuelta a Virginia. No hemos ido por el camino equivocado por demasiado tiempo y creemos que esta elección podría llevarnos de nuevo al camino correcto”.

© Arlington Catholic Herald 2021